domingo, mayo 14, 2017

EL AMOR, ETERNAMENTE ÉL


Debilidad

5 comentarios:

Macondo dijo...

Es la ventaja que tiene hacerse mayor, que uno se pone por montera el qué dirán.

Ambar dijo...

Llegado el otoño, se puede pasear con el alma a la interperie.

Pedro Luso dijo...

Olá Mª Ángeles.
Uma linda crônica, uma leitura agradável falando de coisas que envolve o amor, decisões adiadas e tomadas, por fim. Parabéns.
Um beijo.
Pedro

Mª Jesús Muñoz dijo...

Nos muestras una visión en perspectiva desde la eterna y equilibrada soñadora...Bello e inspirador, amiga.
Mi abrazo y mi cariño.

esteban lob dijo...

¡Agradecido María Ángeles que hayas pasado por mi blog y dejado tu señal!

Cuando nos pasan los años, de por sí nos ponemos más audaces en el pensar y en el hacer, sobre todo quienes ya superamos la estigmatizante barrera de los 80.

Un beso austral.