sábado, enero 02, 2010

SIN CORTES

Todo es cuestión de acostumbrarse. El hombre es de goma por muy testarudo que sea… Me he pasado desde mis tiernos recuerdos maldiciendo cada vez que estaba viendo encandilada algo en la televisión que me hicieran una pausa interminable y me comieran el coco con un millón de anuncios. Sí, mientras rentabilizaba el tiempo con una llamada de teléfono, un capítulo de una novela, la lavadora etc.… Pero es que ayer era un vivir sin vivir en mí con la sensación de que no dejaba de comer: un plato, otro, el postre, el café y vuelta a empezar, ¡qué empacho!
Claro que las otras cadenas, ahora, te podrás ir un momentito a Madrid en el AVE y volver sin haberte perdido un ápice de la película o la serie que estés viendo; los extremos son demasiado extremos.
Son, además días que, cuando dejas de comer, beber y hablar, te sientas en un sillón a retomar las fuerzas y tus ojos se clavan en la pantalla plana, y sin querer vuelvo a pensar que “ese chisme” tan entretenido a veces y, otras, tan aburrido, te embrutece más que educarte los sentidos, y eso que ahora hay ofertas para todos los gustos y perspectivas pero yo, siempre inconformista, criticando en vez de apagar la televisión y escuchar a los Chunguitos que al menos me meten el ritmo en el cuerpo. En fin, no he cambiado nada del año pasado a éste.

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Prefiero la televisión sin anuncios.
A mí me parece bien lo que ha hecho TVE.

En cuanto a las otras cadenas, las dos más importantes, el problema no son sólo los anuncios sino que parece que la programación es para chimpancés y maleducados. Tienen el nivel ético de una pandilla de violadores. Eso hace mella en la población.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

Y de cambiar lo dudo.. así como va el tiempo.. seguiremos en las mismas..

Feliz Año Nuevo..

Un abrazo
Saludos fraternos..

PD:Que tengas un año 2010 de los mejores..

Codorníu dijo...

Me acoplo perfectamente a la opinión que ha expresado Toro.

Hay cadenas privadas (casi todas) que rayan en el holocausto delictivo por el gran daño que están haciendo a la sociedad.

Un beso, amiga.

joselop44 dijo...

Sobre el papel parece una buena cosa lo de suprimir la publicidad para no hacer competencia desleal a las otras cadenas...pero ya veremos.
Un abrazo guapa.

Alodia dijo...

¡Feliz Año Nuevo amiga! A mi me parece genial la tele sin anuncios, por fin podemos ver una peli sin cortes... Un abrazo y mis mejores deseos para el año que empieza a nacer.

Nómada planetario dijo...

El problema viene ahora con la financiación de RTVE, que a falta de la tarta publicitaria, correrá a cargo del erario, o sea del personal de a pie en un 45%, el resto prentende Moncloa que lo sufragen las privadas y las operadoras de telefonía, las cuales han hecho un simbólico corte de mangas, al interponer un recurso judicial.
Besos sin volvemos en 5 minutos.

PIZARR dijo...

Pues no se yo si me acostumbraré a no tener una super pausa, para poner la lavadora, el lavavajillas, colgar la ropa en la siguiente, etc...

Y es que cuando quiero ver cine de verdad lo veo en DVD y sin pausas...

Mª Angeles, que aunque un poco tarde, te deseo lo mejor de lo mejor y que sigamos por estos mundos cruzando nuestras miradas durante mucho tiempo.

Un fuerte abrazo