viernes, mayo 22, 2009

LA PRUDENCIA DEL SILENCIO

Hay alguien muy querido que me dice con frecuencia “Si no puedes soportar el silencio, cállate”

Con los años he aprendido a callar, a silenciar y guardar la discreción y la prudencia como valores nobles que me ayuden a caminar con soltura.
Pero no por esto, muchas veces, en mi eterno preguntar íntimo se me abren interrogantes, ¿silencio para respetar o directamente para no meterme en líos?
El silencio es cauto, celoso de su propia intimidad, pausado y cortes; brillante en algunos momentos. Y, sin embargo, no me dejo de flagelar si debo o no debo callar, escuchar y seguir “palante” o, si debería usar la humildad, entre otras cosas para que no se oxide, y continuar callando porque obrar es mejor que hablar. Las palabras vuelan, los hechos son nuestros cimientos.

Mi lengua mordaz una veces, indiscreta otras, ha lastimado sin pudor, y no deseo persistir por esa senda por lo que me esfuerzo y decanto por la prudencia.
Y aún queriendo que me perdonen mis ofendidos, a mí me cuesta perdonar a otros por sus palabras rabiosas o desatinadas. Más, cuando ostentan un cargo público y sus palabras son eco de millones de personas. Sé que a uno se le puede ir “la pinza” en un determinado momento, pero no a alguien que vela supuestamente por todos y sus palabras en cierto modo “son ley”.
Para hablar alto y claro hay que dominar y estar preparado y entender qué se dice y cómo se dice. A veces los gobiernos, en su afán de ganar, toman medidas populistas, ponen en la cúspide personas no aptas para comunicar ni tomar decisiones que pueden arrastrar a muchos débiles que lo que necesitan es orientación, formación, información y apoyo.

No es de recibo que un ministro salte una barbaridad como ésta “Un feto de trece semanas es un ser vivo, no un ser humano”
Esta vez, si callo, reviento.

15 comentarios:

Luis y Mª Jesús dijo...

Si callamos hablaran las piedras, quizá ellas también se conviertan en seres humanos según el esquema de la Ministra.
Besos

Jesús Arroyo dijo...

Mi padre decía "el que guarda silencio nunca peca".
Y esto es una verdad como un templo, sobre todo en las ocasiones en que no se sabe que decir.
Pero...¿qué esperar de personajes que afirman esta barbaridad u otros que no saben decir que es un ser humano?
Creo que este último tiene cátedra ¿no?
Un beso de este ser vivo que es hombre-humano.

TORO SALVAJE dijo...

Ya lo dije en otro blog, no tiene talla moral ni intelectual para ocupar ese cargo.

Y como dije allí, lo ocupará por otros motivos.

Besos.

INÉS dijo...

Alguna vez oí que no nos arrepentiremos de nuestros silencios y sí de nuestras palabras.Pues depende, me parece que en ocasiones como la que tu dices al refrán habría que darle la vuelta.
La única manera de parar, aunque sea en parte, esta Ley es hablando , mucho y en muchos lugares ¡que se nos oiga!

guillermo elt dijo...

Es que no se le puede dar responsabilidad ministerial a los "chiquillos"... Por lo menos, ante la duda... pues mutis por el foro... Y lo digo a todos los niveles y para todos los colores.

Yo reconozco que a veces soy... como que muy poco politicamente-correcto... aunque siempre trato de respetar al que opina diferente que yo, pero... esque hay opiniones y "opiniones"

De todas formas, las... formas, dependen del momento y de la coraza que llevemos en ese momento para soportar las "pedradas" que nos tiren después... jajajajajaja.

Cuando nos interesa actuar por conveniencia para obtener una satisfacción... en todos orden de cosas... podemos decir barbaridades como esas.

Mientras no nos consideremos seres humanos desde el momento de la gestación... malo manuel... Y alte la duda, la Vida antes que la Muerte... Pero aquí pasa al revés, que ante la duda... La Muerte.

Estoy de acuerdo con todo lo que has comentado.

(((jajajajaja... todo un rollo para después decirte questoy de acuerdo)))

Besicos y buen, buen finde.

ESENCIA DE MUJER dijo...

Eres amo de tus silencios y esclavo de tus palabras.... aunque yo tambièn si callara estarìa "que reviento"....pero ya que hablas de valores agregarìa el de la HONESTIDAD, que se encuentra muy ligado a la SINCERIDAD y al RESPETO. Es cierto que, cotidianamente, todos presenciamos ejemplos de actitudes deshonestas, frecuentemente premiadas con el "exito" econòmico o social. Frente a esta realidad, una vez mas, serà la conducta de nosotros mismos la que marque la diferencia.
Ante estas cosas JAMAS CALLAR.
Un beso muy grande!!!!

Maria Coca dijo...

Haces bien en expresarte porque es para gritar. La que debería callar es otra.

Pese a todo, buen fin de semana, amiga.

Martin dijo...

Haces bien en no callarte, que se puede esperar de una niña llevada a donde esta por ser ahijada de Chavez, y no por su curriculum y valor politico, la tenia que poner encima de la mesa un aborto de trece semanas haber que decia...

Gracias.

Nómada planetario dijo...

Expertos en comunicación no son desde luego, la clase ministerial que padecemos.
Dí abiertamiente lo que piensas, a la par que piensas lo que dices, creo que es el mejor lema, conveniencias políticas aparte.
Besos bajo unos truenos que lo mismo cascan el 'ordenata'.

MarianGardi dijo...

Yo creo que ante quien dice barbaridades el que calla otorga.
No hay que otorgar y tragar o confesar con todo lo que nos quieran decir, porque entonces seriamos personas manipulables o personas que por ser educados parecerá que admitimos todo.
Creo que hay momentos que es necesario hablar sin ofender a nadie, pero dar nuestra opinión.
Cariños

goyo dijo...

Hola Rubia, cuanto me cuesta callar!!!
Siempre actúo en instituciones, desde hace mucho tiempo, y siempre se ha esscuchado mi vozarrón, y mi vehemencia para decir mis verdades...
ja ja Ya soy un clasico para eso...
Yo me siento bien, en paz, pero si no hubiese sido así, reconozco que ya seria presidente de los argentinos!!!!ja ja ja
Nadie quiere cerca suyo, al que anda a los gritos pregonando las verdades, caiga quien caiga !!!!
Pero siempre mu buscan para presidir las comi
siones!!! ja ja
Un beso...que ya lo puse dentro de una carta...espera a tu cartero!!!

©Claudia Isabel dijo...

ayyy amiga, el tipo debe pensar que es una ameba o un alga! por dios...la vida comienza en el mismo instante en que el ovulo es fecundado por un espermatozoide...
Un abrazo y un grito, nada de silencio!

Shanty dijo...

En mi país hay un dicho que reza: "En boca callada, no entran moscas". Pienso que hay que saber diferenciar cuándo callar y cuándo hablar y a veces, establecer la diferencia no es fácil.

Recuerdos.

Estrella Altair dijo...

Me encanta tu comentario, sincero y ponderado, con moralidad y ética.. con rotundidad... sin mas.. no necesita mas comentarios..

No puedo estar mas de acuerdo.

BEsos

PIZARR dijo...

Que problema tengo para comentar esta entrada.

Me encanta el silencio, adoro el silencio y adoro también ese momento en el que todos los ruidos ajenos a la palabra toman forma... tanto en la naturaleza, como en mi interior. En ellos me acurruco, me instalo, me pierdo y puedo pasar horas en su compañía...

Sin embargo, no puedo callar ante los desatinos y además me da igual de donde vengan.

Esa frase tuya " Mi lengua mordaz una veces, indiscreta otras, ha lastimado sin pudor, y no deseo persistir por esa senda por lo que me esfuerzo y decanto por la prudencia" me suena demasiado cercana. Y es que hace unos años nada ni nadie me frenaba, ya ves... a pesar de esa pasión mía por el silencio. Pero son cosas distintas.

Creo que quien llega a esa altura de cargo debe de estar absolutamente preparado y es inadmisible que se escuchen frases como se están escuchando en los últimos tiempos.

Mi baja de casi 4 años me ayudó muchísimo a aprender a frenar esos impulsos. Ahora los dejo salir solo en los momentos verdaderamente importantes, me tomo el trabajo de otra manera. No compensa dejar casi la vida en ello.

A tu pregunta, espero que todo vaya por donde debe de ir... ya sabes... no se ve... no se sabe hasta que haya nuevas pruebas

Un abrazo Mª Angeles.