domingo, mayo 24, 2009

EL HOMBRE GRIS

Cada mañana ahí está esperándome con la mirada de humo y el gesto plagado de soledades. Semeja un perrillo abandonado aguardando eternamente a su amo.

Antes de que aparezca su silueta desvalida, ya la estoy buscando y nuestro encuentro es no entender un porqué y un dejarte arrastrar por sensaciones encontradas; sé que por mucho que yo le mire con ojos tibios, él no me ve. Está perdido en los callejones de su memoria.

Hay una esquina de la calle, donde el sol revienta cada mañana, que ilumina al hombre gris, pero su cara despoblada, su rictus de tristeza no abandonan su campo arado de penas. Los rayos plata visten de oro a este hombre cuya voluntad amanece con el día, y le obliga a volar a esa esquina abrazado a un periódico y esperando no se sabe qué. Tal vez se pase allí el día masticando el aroma de las horas mientras la gente roza su aliento perdido… Quién sabe.

Y así, un día y otro se repite la misma película sin que él aterrice en la explanada de la vida, ni yo me decida a formar parte de ese film; más bien me inclino a ser una mera espectadora de un robot al que se olvidaron borrar los sentimientos, como en la película “Inteligencia Artificial”… Quién sabe.

Si al menos se posara algún vencejo cerca de su sombra, su mutismo tendría música, y mis ojos penitentes tendrían el consuelo de que mi hombre gris no está sólo en su vacío.

Aprieto su evocación con mis fuerzas abastecidas de ternura y pena, no quiero perder ni un renglón de ese hombre gris que remueve mis cimientos. Dialogo con mi paso y su imagen prendida en el alma para dárosla a vosotros, silentes paseantes sobre letras desatinadas.

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que pena me ha dado ese hombre, es que veo tan injusto el final de la vida que siempre me rebelo.

Ese hombre fue niño, adolescente, tuvo ilusiones, etc. y mira ahora... aparcado en un banco, como un objeto inservible, esperando irse a no sé dónde...

Besos.

Jesús Arroyo dijo...

En cada calle coloreada de una ciudad dormida hay un rincón para un ángel silencioso. No nos mira, tal vez por no parar nuesro pensamiento.
Un beso, M.Ángeles.

María (lady) dijo...

El gris: tono que espera a las puertas del negro y se queda parado, inmóvil y sin gesto.

Buen día y un beso.

INÉS dijo...

Es gris porque no puede compartir sus colores.Se los han llevado las prisas, los años pasados y el tiempo sin futuro.
Soledad y algo más...indiferencia.

goyo dijo...

Hola Rubia...por mis pagos se esta de lluvia, es un dia gris...como tu hombre.
Quiero imaginar,que tu hombre gris , sabe, de tu presencia, que lo observas, que el despierta tu atención,que piensas en él...
El te ha atrapado, Rubia,y no quiere cambiar su color gris, sabe que despierta tus sentidos...
De seguro si tú te vas...el vuelve a la normalidad de colores, y te perdera.
Deja que el hombre gris, disfrute de tu presencia, a nadie hace mal.
Bueno, has hecho volar mi imaginacion...como sufrira el hmbre gris... si tu te vas.
Un beso...en tu frente.

Adolfo Payés dijo...

hermoso como tierno y sensible..en cada rincón de nuestra alma, se encuentra la ternura..

bello
saludos fraternos con mucho carino
un abrazo inmenso

besos

que tengas una semana maravillosa

Codorníu dijo...

Hola, guapetona.

Pues a mí me parece que hay como poco dos hombres: uno es el que está ahí, en la Realidad. Que yo creo que es un ser humano con sus cosas como todos; pero que puede tener un sistema equilibrado. Es decir que su debe y su haber (no de pelas me refiero, sino emocional, mental, etc) sume lo mismo.

Y otro el que hay en ti, ese que ha encontrado un material apropiado para salir a escena.

Le he llamado material apropiado; pero en el Zen se llama "bases válidas para imputar"

En fin, no me pegues, por decir tantas sandeces. Es que es domingo por la tarde, el viento sopla y uno se pierde tras los cristales.

Un beso.
P. Codorníu.

(El texto de la entrada está rechulo; que es lo que quería decirte, en el fondo, jeje...)

ESENCIA DE MUJER dijo...

Creo que todos llevamos en nuestro ser algo de grises en sus distintas tonalidades, esa amalgama de claros-oscuros.....
Muy bello tu sentir, me ha llegado...
Un beso grande.

guillermo elt dijo...

Qué bonicas tus historias, hija!...

Letras desatinadas'''... anda ya!!!

Besicos... :)

Estrella Altair dijo...

Bueno la vida es así.. y quizás.. el hombre... no está mal.. tirando con sus achaques y sus fragilidades, pero acompañado de sus recuerdos.. que le han llevado a lo que es... .

...no quiero sentir pena... pues seguro que tiene historias magnificas que contar.

Besos

maria dijo...

l asoledad es ese hombregris que apenas vemos pero esta besitos maria

Luis y Mª Jesús dijo...

Pediré por tu hombre gris, para que reciba un poco de cariño.
Besos