La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

jueves, mayo 05, 2016

AIRES DE LA ISLA

Qué me dice la vida que tú no sepas si a cada esquina me sale a ver simulando un estímulo para los sentidos. No me deja margen para el asombro porque, a continuación, me regala una y otra marismilla para que yo la cuente mientras una hebrita de aire a la sal aligera mis alas.
La mar de fresquita, de azul, plata y verde, moja mis pies mientras dos caballos bailan por bulerías en una playa de arena fina y sus crines se agitan como manos trenzadas y libres. Si hasta el perrillo corre entre las olas a por su pelota tan amarilla como ese sol que nace al despertar.
Y ese niño que tartamudea sus piececillos de ángel mientras su cuerpo desnudo busca a la madre que se hunde en la espuma.
¡Ay esa brisa de son! que se agita porque ya viene el levante a azuzar a tu piel inmaculada de invierno.
Y qué me dices de ese amor tardío cuya edad no corresponde sino, más bien, de dos corazones como dos chiquillos de grandes, paseando al borde de sus vidas, agarraditos de sus manos sembradas de ayeres y mirando a sus futuros. Se divisan, se ojean con alegría, y el horizonte de la marisma les traga en un beso furtivo
“Jocemanué, no te meta que tatizo”, la abuela chilla, qué chille dice el cielo, y el nietecillo sordo de viento corre al agua de Cái. Ese Cái de gatillos al sol, de malecón sureño y atardeceres sin infinitos.
Ay mi barquita atizada de olas blancas y aguas turquesas. Balancea su cuerpo, acuna mis sueños y me fundo en ellas mientras la gaviota despliega mis esperanzas.

Cae la tarde en la marisma, la isla se viste de cobre y oro, y mis manos se abanican a un cielo que es de Camarón.

5 comentarios:

El collar de Hampstead dijo...

Entonces estás en la gloria bendita.
Y bien linda la contaste.

Besos.

El collar de Hampstead dijo...

Si yo soy el niño...me meto en el agua.
Ya.

Ambar dijo...

Me parece que esos aires de isla te están sentando de maravilla.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Se me van los pies con el taconeo...

Besos.

Reina Letizia dijo...

Las abuelas siempre chillan. Es cosa de la edad.

Besos de Reina