La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

domingo, mayo 25, 2014

MINUTO NOVENTA Y TRES

Primero felicitar a los madridistas y felicitar a los dos equipos; ambos demostraron que a pesar de la tensión supieron estar y a los doscientos millones que supuestamente vieron el partido les regalaron ciento veinte minutos de espectáculo bonito y de alto voltaje.
Dicho esto, estoy muy triste y tengo mucha pena; pensé que después de dormir, despertaría con cierta resignación y que la derrota de mi Atleti la vería más suavizada. Pero no, la pena es grande y os lo digo de corazón. Sí, influye el temperamento de cada uno y ser pasional y visceral no ayuda, que es mi caso. Más cuando sigo pensando en mis mundos en esa justicia que tarda en llegar pero en algún momento llega; el ser idealista es lo que tiene. Y sin hacer de menos a nadie, mi Atleti se lo merecía, como se lo merecía ese equipo en el que no hay estrellas sino son todos un uno compacto, donde no hay sobresueldos, ni números que nos hagan daño a la vista. No, es un equipo  que aunque su nombre apabulle “Atlético de Madrid” es un equipo modesto que por no tener no tenía repuesto para hacer cambios en condiciones de jugadores, era ellos y ellos y que han muerto luchando, y creo que a todos los atléticos el orgullo por su equipo se desborda… Pero voy un paso más allá: afición y equipo están acostumbrados a perder y lo encajan con ese espíritu estoico tan propio del estadio Calderón, ellos no iban a por la décima sino a por la primera, pero el destino quiso que en el minuto noventa y tres esa gloria, la hazaña que iban a coronar se les escapara y… Tiene que ser duro de narices encajar ese varapalo.
En fin, hoy hay que ir a votar ¡maldita gracia que me hace!, pero somos ciudadanos y como tales debemos estar comprometidos con nuestra sociedad aunque el noventa y tres por ciento de los políticos les importemos una higa,  y sólo vayan a lo suyo: pasta y poder. Pero nosotros, el pueblo como a mí me gusta llamarnos, no somos como ellos.

¡Ay qué pena tengo, madre!, pero Simeone dijo a su gente “La cara arriba, la cara arriba” así que…

1 comentario:

América dijo...

Estuve aquí hace ratico,te doy mi palabra ,ayer mi corazon estaba con el Atlético.
Besicos.