miércoles, noviembre 23, 2011

LA MUJER DE LA ARMADURA BRILLANTE

Cada vez que abría el Facebook allí estaba ella y sus palabras libradas al aire de Internet “Ya he sacado el brillo a la armadura; mañana, la primera batalla” Y el mañana ya es hoy. Se ha enfrentado a su verdad como es ella: sin ruido, con naturalidad y sencillez… Y no puedo pensar en ti mi querido ángel sin que mis ojos goteen tristeza y dolor.
Quisiera hablar de esperanza, pero para eso estás tú para animar a quien pose sus palabras de aliento en tu estómago, en tu páncreas…
Mientras mi armadura se oxida y cae a pedazos dejándome sin defensas, la tuya brilla y hace bromas con la máquina a la que estás atada durante días con sus noches.
Sabes que siempre te he admirado por ser como eres. Hoy te quiero un poquito más por enseñarme, enseñarnos tu sonrisa de nieve.
Quisiera mandarte toda mi energía, toda la que soy capaz de generar para que tus batallas a partir de hoy no malgasten en vano tu armadura; todos los que te rodeamos necesitamos que sea consistente, fuerte, que nos transmita la luz y la paz que siempre tú nos has regalado.
Hoy mis ojos están nublados, no tengo tu valentía, pero sé que cuando te tenga frente a frente brillarán tanto como tu armadura.

7 comentarios:

Nómada planetario dijo...

Llegada la ocasión seguro que enfrentas la adversidad con todo el valor del mundo.
Besos sin yelmo ni coraza.

elemar1 dijo...

Detras de esa tristeza, se atisba un halo de esperanza, a la cual hay que agarrarse.

Un blog encantador.
Saludos.

Anónimo dijo...

Espero de corazón que tu amiga se ponga bien

Micaela dijo...

Te deseo los mejores ánimos para que tu amiga se recupere... y sobre todo la esperanza. Ella es el motor que nos mueve en estos casos de duda y motor. Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Siento mucho el fatal desenlace de tu amiga. Ya sabías que no había ninguna posibilidad para ella. Tanto tiempo desperdiciado con falsos diagnósticos ...... En fin Belinda, la vida sigue y hay que sobreponerse.

Un fuerte abrazo

Ricardo Tribin dijo...

Mis mejores votos van para ti. Un fuerte abrazo!!!

Anónimo dijo...

Que injusta es a veces la vida. Era una gran persona, bella, en el más amplio sentido de la palabra.