martes, febrero 08, 2011

AMANECER TRAS UN VENTANAL

El sol ha salido a borbotones. Un amplio ventanal me ha regalado un amanecer espectacular: tranquilo, silencioso y entre jirones de brumas marinas. No podía escribir, sólo mirar y absorber esos momentos únicos.
De la oscuridad apenas iluminada por leves destellos de barcas pesqueras a punto de faenar, poco a poco se fue descubriendo como en el horizonte se desplegaba una paleta de colores: un gris ceniciento, un azul desteñido y un frambuesa sin nacer.
La línea recta fue dividiendo en dos partes el misterio: el grisáceo mar tan silente como el gallo que cacareaba desde las cuatro de la mañana. La otra parte, era un cielo emergente de la oscuridad que iba tomando los tintes más azules entre la yema de un huevo a punto de reventar.
Poco a poco fue ascendiendo el sol cálido de febrero entre el cántico de los pájaros sureños… El Mediterráneo acababa de despertar con esa luz inmensamente blanca que me recordó un poema de Alberti:
El mar. La mar. El mar. ¡Sólo la mar!¿Por qué me trajiste, padre, a la
ciudad?¿Por qué me desenterraste del mar? En sueños la marejada me tira del corazón; se lo quisiera llevar.Padre, ¿por qué me trajiste acá? Gimiendo por ver el mar, un marinerito en tierra iza al aire este lamento: ¡Ay mi blusa marinera; siempre me la inflaba el viento al divisar la escollera!

7 comentarios:

Francisco Javier dijo...

Cuantas veces he soñadocon estos amaneceres íntimos personales, únicos, maravilloso sentir tu paladar en mi alma.

Besitos.

Adolfo Payés dijo...

Después de tanto tiempo, espero poder ponerme al día con todos y todas..
Recomenzar el año con la vida en brazos es lo mas bello del amor..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre...

TORO SALVAJE dijo...

No conocía ese poema.
Es muy bonito.

Besos.

Juan Antonio ( Amaneceres mios) dijo...

Nada hay mas bello que un amanecer( yo que voy a decir) y si es de mano de tu pluma mejor que mejor.Besos

El Drac dijo...

Qué precioso atardecer nos describes y al imagen también es tan romántica y preciosa

Nómada planetario dijo...

Mal me las compondría tierra adentro cuando durase mucho tiempo.
Entrañable descripción del alba mediterránea.
Un abrazo rendido de una S Social inmisericorde.

Maria Coca dijo...

Preciosa descripción y magnífico poema que nos acerca al mar. Qué alegría estar cerca de mar! aunque sea imaginándolo...

Besos y feliz finde.