miércoles, noviembre 18, 2009

¡VIVA LOS COMERCIALES!

Ayer casi tengo que pedir a una compañera que me subiera en mi autobús; temía que me montara en el primero que pasara y terminara vete tú a saber dónde. Tenía la cabeza espachurrada y los sesos como si me los hubieran metido en una licuadora.
Ser comercial en los tiempos que corren, las empresas deberían ser previsoras y tener preparado un psiquiatra para sus empleados...
Ayer fue uno de esos días en que te topas con gente rebotada, gente rata, maleducada y no sé cuantas cosas más, y ante ese personal no sólo has de aguantar el tipo sino, además, venderles.
... Recuerdo en un viaje a Estambul, en la guía venia que si deseabas comprar en el Gran Bazar no olvidáramos regatear. Me lo tomé al pié de la letra y después de casi dos horas en que un buen hombre me persiguió, nos enseñó el Gran Bazar, nos invitó a té mientras le regateaba una bellísima cajita de hueso pintada a mano, mi marido que a veces es un santo (sólo a veces), se paró en seco y me preguntó si sabía qué estaba haciendo porque a ese hombre que en ningún momento perdió la paciencia ni la sonrisa, le estaba regateando la bonita cantidad de cinco de las antiguas pesetas.
Anoche miraba mi cajita que con los años me parece aún más bonita, y recordaba a aquel hombre que, tal vez fuera su cultura, pero no la mía, y me daba cuenta de lo que esa actitud de trapicheo y gitaneo puede producir en el cerebro de quien sufre semejante presión y tensión.
Hoy parece que todo vale con tal de llegar al objetivo... Pues no. Claro, quizá yo me pueda plantar, pero habrá muchos comerciales que no lo puedan hacer, y tendrán que tragar carros y carretas con clientes que parecen que tienen todo tipo de derechos aprovechándose de cómo está el panorama.
Un poquito de por favor...

11 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Hola Cantalapiedra:
Con la entrada de hoy... uummm... que quieres que te diga... uummm... tras pasar trece años en una aeguradora... uummm...
Te entiendo tan bien...
Besazos.

joselop44 dijo...

Resulta complicado pensar que pueda haber clientes que se resistan a tus encantos. Maleducados los hay en todas partes y cada vez hay más. Ánimo guapa, estoy seguro de que en días normales en que no hay concentración de idiotez y malaeducación, disfrutas mucho con tu trabajo.
Un gran abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Los malos momentos de la vida..



Un abrazo
Saludos fraternos..

SoniCamalea dijo...

uffff el trabajo de cara al publico tiene sus inconvenientes, sobre todo cuando hay ventas de por medio... hay una extraña fijacion por tomar a los vendedores como psicologos, si lo sabre yo!
estos dias tambien se terminan cielo,animo ahi.
besos

TORO SALVAJE dijo...

Yo de comercial duraría unos tres o cuatro minutos, el tiempo de enviar a la .... al primer cliente que me contestara mal.

Besos.

María dijo...

Es un trabajo muy duro, te lo digo por experiencia.

Un beso.

guillermo elt dijo...

Desgraciadamente hay mucha gente que vive a costa de las desgracias de los demás... más de las que quisiéramos.

Del regateo... digamos... tradicional, cultural :)) ... Es cuestión de acostumbrarse.

Besicos.

call center dijo...

si esta complicado.hoy mejor te saludo y te digo que me encanta pasarme por aqui.

Anónimo dijo...

Who knows where to download XRumer 5.0 Palladium?
Help, please. All recommend this program to effectively advertise on the Internet, this is the best program!

INÉS dijo...

A mí me da mucha pena cuando me llaman comerciales al teléfono, casi todas las tarde, y procuro ser educada...es su trabajo.
Yo no sería capaz...

Luis y Mª Jesús dijo...

Procuro pensar que al otro lado del teléfono está un hijo mío, así que trato al interlocutor lo mejor que puedo, aunque advierto previamente que todos mis ahorros se van en educación a mis churumbeles, espero que Hacienda se lo crea, aunque me parece que no le importa nada.
Besos