lunes, noviembre 09, 2009

UNA MAÑANA DE DOMINGO

Me he despertado temprano; el día se presta a cambios. El termómetro marca diez grados y las nubes persisten en tomar su hegemonía en un cielo apesadumbrado.
Mis plantas parecen diminutas veletas a merced del viento, y un gato se convierte en bola de algodón tratando de darse abrigo.
Una campana solitaria repica en la lejanía invitándote a algo más que un rezo. De pronto, un rayo mordaz interrumpe la escena. El gato mira hacia arriba guiñando un ojo; se despereza agradecido. Las plantas paran su baile y se esponjan rociadas de esa luz tan especial, pero una nube glotona se come el instante y, de paso, me recita unas cuantas gotas de lluvia.
Si esta descarada piensa que me ha atemorizado como al pobre gato que ha salido huyendo, lo tiene claro... Sigo con el café templando mis manos mientras un humillo osa desafiar al vendaval acercando hasta mi nariz el aroma a leña quemada. Es tan grato que aunque la luz se carbonice, y el agua no lave mis pecados, sigo allí parada en una mañana de domingo donde el tiempo se ralentiza porque es tuyo para que hagas con él lo que quieras.
... El gato observa el silencio del agua y el silbido de las hojas; son esas pequeñas cosas que no se ven si el reloj está repleto de minutos con tareas que transportar.

9 comentarios:

huir dijo...

con frecuencia la paz está en las cosas pequeñitas

TORO SALVAJE dijo...

Es que tú sabes mirar.
Y explicarlo.

Besos.

INÉS dijo...

Que maravilla esa calma del tiempo sin prisa...a ver cuando puedo disfrutarlo tal como tú lo cuentas.Bss

guillermo elt dijo...

Hay momentos en los que los "medidores de tiempo" se deben guardan en los "recipientes porta objetos"

:))

Besicos.

servicio al cliente dijo...

Que forma de explicarlo, me encanto.

Antonio dijo...

Con tu relato, acurrucado en mi sillón, he vivido el momento como si fuera real. Excelente sensación me he generado.
Un beso, narradora...

Adolfo Payés dijo...

Me gusto eso del gato como una bola de algodón..

Excelente

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas una semana excelente.

GAB dijo...

ah las nubes. esas nubes.

Un abrazo

Luis y Mª Jesús dijo...

Me siento muy bien en tu página, acurrucada en un rinconcito, estirando la espalda que me duele y con tu mano suave acariciándome.
Gracias.
Muchos besos