sábado, noviembre 07, 2009

RETRATO DE MIGUEL

Lo bueno del anonimato es que vas y vienes impune a palabras conocidas. Hablas y deshaces encajes a tu libre albedrío. Por eso hoy os dibujo a un hombre que ignora de mis elementos, por lo tanto me siento libre para pintar su perfil…
Me gustan las personas que se dejan mirar. No con descaro, sino ojeando entre las redes de su atmósfera y que consienten inocentemente que te cueles para otear su universo.
Recuerdo cuando se presentó ante mí su mirada oscura de noche en calma. Eran unos ojos de múltiples puertas esperando ser abiertas. Hablaban en silencio tolerando con hechos más allá de cualquier dominio.
Nuestros mundos están equidistantes de un punto cardinal, de ahí el nexo de unión que me atrae hacia él. Nunca impone, no lo necesita porque habita conforme a su pensamiento y, de ahí, que su enseñanza no necesite palabras vanas; sus obras hablan por él y, por ende, mi admiración. Ser fiel asimismo en tiempos en que la libertad te encarcela y sus grilletes abocan tu capacidad de maniobra es algo que me fascina porque es capaz de ser verdaderamente soberano de su vida.
Irradia confianza en propios y extraños y su humildad esta fuera de toda duda; navega con su amo al ritmo de sus horas.
Algunos, es posible, le tacharán de cordero, pero las apariencias son eso, sólo un velo trenzado en tu imaginación.
Hay días, Miguel, que me gusta pensarte entre mis dedos y poner palabras a tu retrato mientras la espuma rubia de una cerveza se resbala por mi garganta.
Si alguno que pasa por aquí y se queda hilvanado a este perfil, quizá, tal vez, es que adore a este tipo de personas que, desde su anonimato, hacen tanto por los demás.

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ser fiel a si mismo es casi una rareza hoy en día que todo se compra y se vende, desde el cariño hasta el alma.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

Me gusta el perfil que dibujas con tu escrito.. eso es lo importante en el ser..

La fidelidad de ser siempre.. el mismo..

Un gusto leerte..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos..

Que pases un buen fin de semana..

joselop44 dijo...

Es como realmente tienen valor, desde el anonimato; gran personaje Miguel.
Un abrazo.

PIZARR dijo...

Bellísima la imagen de persona que describes, ojala hubiera muchas así ¿verdad?

Un abrazo de sábado terrorífico de lluvia y frio. Por fin parece que ha llegado el otoño por aqui.

Nómada planetario dijo...

Obras son amores y no buenas razones, si este Miguel que nos presentas va por esos derroteros ya tiene todo a su favor.
Besos de sábado gris (por lo que toca ingerir mentalmente).

INÉS dijo...

Son las más valiosas.
Yo conozco Migueles y Miguelas...dan entido a muchas cosas.Bss

Alatriste dijo...

Siempre hay que ser fiel a uno mismo. Siempre hay que intentar dejar huella, ayudando a los demás. Para mí, no hay otra forma más auténtica de vivir. Así que me gustan este tipo de personas, que son lo que yo intento ser también cada día. Un fuerte abrazo, niña. Gracias por tus palabras.

MarianGardi dijo...

Espero que haya muchos Migueles como el que nos describes y muchas miradas atentas y despiertas como la tuya.
Besitos

Maripaz Brugos dijo...

Sin conocerle, adoro a Miguél...me necantan las personas como él...

Acababa de escribír mi pots en mi blog y vine a visitarte. Hóy, hemos estado unidas por la escritura, hablo cási de lo mísmo...

Besos

huir dijo...

la verdad es que el anonimato tiene ventajas que antes no sospechaba

un beso, ángeles

Luis y Mª Jesús dijo...

Son muchas más personas de lo que imaginamos las que responden a tu relato, pero pasan inadvertidas porque no quieren protagonismo.
Besos

call center dijo...

Yo se de miles de migueles.