La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

sábado, octubre 03, 2009

REBELDE

El otoño me abrió las carnes de la rebeldía y mi corazón no digiere tanta sandez. Mi inteligencia ha caminado siempre pausada sin grandes exigencias y mi carácter, aunque un tanto indómito, se ha dejado convencer al final por muchas voces que clamaban esto o aquello.
Sin embargo, ahora se siente menospreciada, insultada y, lo que es peor: sufre indigestión de tanto sinvergüenza que trata de abusar de ella.
Ya no es cuestión de respetarnos unos a otros, eso nunca se debe de olvidar, pero las cortinas de niebla que me ponen cada día para que distraiga mis ojos, mi sensibilidad, la memoria, el raciocinio…, y así, de esa manera, me quede ciega, deforme, pusilánime, hay un trecho.
Hasta el último rincón de mis entrañas estoy de que me clamen los derechos de la mujer, que me digan que hay que nombrar sin olvidar jamás a “los miembros y las miembras”, las medidas sociales que nos mejoran cada día la calidad de vida. Que hay que defender a los menores resguardándoles del ojo ajeno cuando estás autorizando a esos chavales que se vayan a matar sus actos sin consultar a un adulto para que le oriente antes…
Estoy harta de ver como unos muestran el desnudo de los otros para que, mientras contemplamos las carnes grasientas y sucias de los vapuleados, no veamos la porquería de quienes se erigen como jueces.
¿Dónde está la justicia que cada día la siento más vendida a quien gobierna?
Entre tanto, el ciudadano de a pié con la soga cada vez más apretada, el bolsillo más vacío y el corazón más apagado sigue con la inercia de aguantar todo lo que le echen.
¡Basta ya!

18 comentarios:

Antonio dijo...

Querida amiga, creo que has tocado un problema endémico. El poder se fraguó a lo largo de la historia para eso. Ahora nos toca a los demás reinventarlo para orientarlo a la justicia, la igualdad, el respeto… pero eso es harto difícil. Ellos cuentan con los medios y el control…
Un saludo y buen finde

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez somos más.
Mejor.

Besos.

MarianGardi dijo...

Pues no sé que decirte ... me dejas muda.
Un beso

Codorníu dijo...

¿La justicia? ¿Qué es eso?

Hace pocos meses hemos asistido al fenómeno vergonzoso de salvar a la banca (con el dinero de todos)para que no se fueran por el desagüe como consecuencia de sus malolientes operaciones...

Ahora nos vamos enterando los profanos que hay una alternativa (las SICAVS) donde las grandes fortunas encuentran la manera de no pagar los impuestos al Estado...

Esos mismos se quejan de que haya gastos sociales para la gente que se va quedando sin trabajo y se le acaba el paro.

Estoy de acuerdo contigo. No hay justicia. Pero al menos podría no haber cinismo.

Un beso.

SeaSirens dijo...

Me gusta, como le dije a Toro, mi Torete, que cada vez haya más gente que vea como nosotros.
Rebelde, reivindicativa. Di que si!

Todos somos ovejas de un mismo rebaño? Yo no.


Un fuerte abrazo!

Jesús Arroyo dijo...

Me has puesto el cinturón y en él municiones de rebeldía.
Besos, Cantalapiedra.

JL Martínez Hens dijo...

Me gusta esa dulce rebeldía.

Adolfo Payés dijo...

Muy bien dicho, me uno a tu denuncia escrita.. es necesario decirlo. Y si se puede cambiarlo..


Un abrazo
Saludos fraternos

Que disfrutes tu fin de semana...

joselop44 dijo...

¡Basta ya!
Me uno a tus palabras, con las que estoy plenamente de acuerdo. Es vergonzosa la situacion en que vivimos.
Un gran abrazo.

Albino dijo...

¿Donde está la justicia?
Esa es la pregunta del millón de euros.
Si no está en los juzgados, en el mundo político o en la iglesia, ¿Donde está la justicia?
Yo, quizá porque soy un vanidoso, solo la encuentro dentro de mi.
Por favor, compártela.
Un beso

guillermo elt dijo...

La cosa es muy sencilla... Simplemente nos están cambiando los valores... nada más... Nos cambian el sentido de la vida... Todo es relativo... Todo está encaminado al egoismo y a no "sufrir"... Todo está encaminado a crear una masa aborregada, porque, no sólamente al fascismo, tanto de derechas como de izquierdas, le interesa aborregar al pueblo... y encima, te quieren convencer de que eso es bueno para tí.

Te niegan una educación porque dicen que es impositiva y te imponen una educación y encima, como que casi casi te crean comisarios políticos para ir a los colegios... En fin... escribir-hablar por no callar... por sacar a la palestra algo que estaba olvidado... que digo yo... jeje

Besicos.

amor y libertad dijo...

desde hace tiempo, apenas leo periódicos, algo más de noticias en tv quizá, en principio apoyo al gobierno de ahora, veo duro el tema este del aborto en mano de chicas jóvenes, otros asuntos que mencionas los siento más discutibles, en general la radicalización de la derecha en los blogs me resulta algo vacía y ligera de más en muchas ocasiones

Nómada planetario dijo...

El poder es consciente del oído tan selectivamente sordo de la ciudadanía, por eso repiten su propaganda blanca hasta el hartazgo, así logran dos realidades paralelas, la suya y la del personal sin coche oficial.
Besos de domingo casero.

INÉS dijo...

¿Y que hacemos?
Yo estoy harta de varias cosas pero no se me ocurre cómo hacer para que alguien se entere.
Demasiadas veces me han dicho que debo oir, ver y callar, aunque esto último me cuesta bastante.
Dame ideas que me uno...las necesito.
bss

medianoche dijo...

Apoyo todo lo que dijiste, esa la realidad que vivimos no sé si puede ser peor, pero hay que tratar de salir a luchar por nuestra dignidad y nuestra vida, llegue me gusto, volveré.

saludos

Carmen dijo...

Siempre he pensado ¿y cuando ya estas hasta el moño, qué pasa?. Empiezo a contestarme, en estos casos uno se desmelena y ¡A POR TODAS!. Y si todos vamos a por todas pues... ¡QUE SE PREPAREN!.
Besos guerrera
(soy María Jesús 5º b)

Maria Coca dijo...

Cada vez hay más injusticias en la sociedad "del conocimiento". Este mundo está ciego.

atencion al cliente dijo...

total mente cansada de las injusticias pero que dificil cambiar a quien las coomete.