miércoles, abril 29, 2009

SEBREVIVIENDO

Necesito sobrevivir…, todos de alguna manera lo necesitamos.

El ama de casa, el ejecutivo, el maestro, el niño, el parado, el universitario, el pobre… Desde que la luz nace y trepa al cielo estamos abocados a sobrevivir y, cuando la oscuridad mece el descanso en su lecho, tú recaudas las fuerzas para seguir sobreviviendo.

Hay momentos en que agradeces haber olvidado porque gracias a ello puedes seguir sobreviviendo.

Otras, no tienes motivos, por algún esquinazo los dejaste olvidados y tu engranaje no tira porque no tiene esas causas/efecto que nos motivan para seguir sobreviviendo y, a pesar de eso, una lluvia mansa te envuelve, y sigues sobreviviendo como puedes.

El tiempo pasa lento, pesado y ahí estás tirando de tu ánimo, disimulando que tu deseo es perderte y… sigues sobreviviendo.

Hay días en que sientes que te has desatado de la esperanza, que tu memoria tiene un agujero negro que no te ayuda a recordar el porqué de tu caminar y, sin embargo, se produce ese pequeño milagro: descubres que alguien tira de ti para seguir sobreviviendo.

Esto último es de las sensaciones más hermosas.

15 comentarios:

Ulysses dijo...

Es cierto nadie es indispensable, pero muchas personas nos aman y nos necesitan y necesitamos seguir sobreviviendo

Saludos

Adolfo Payés dijo...

Un lujo leerte, me gusta la reflexión que nos entregas, eso se llama calor y solidaridad humana..

un abrazo inmenso con mucho cariño
saludos fraternos
un beso

INÉS dijo...

¡Que no es poco!
Pues sí saber que hay quien tira de nosotros da mucha paz y mucha serenidad pero saber que siempre estará ahí es mucho más que una sensación es una seguridad que nos hace mantenernos en pie.
Mtx Bss y feliz puente.

Maria Coca dijo...

Si, es una sensación maravillosa que nos hace seguir adelante, vayamos hacia donde vayamos.

También yo en ocasiones me siento así. Como bien describes.

Besosss

guillermo elt dijo...

Cierto... sí... Hay días en que puedes estar desatado de todo, todo y tooooodo, pero si en tu corazón guardas la inercia del amor... seguro que por algún rincón del día aparece y si no aparece, él testá dando pataditas sin que tenteres, para que reacciones... síiiiii... jeje...cómo los bebés en el vientre de la madre, que a veces no sentera, pero está ahí, formando parte de su vida.

Besicos.

Gipsy dijo...

El que alguien te necesite para sobrevivir puede hacer que uno mismo sobreviva... me gustó mucho tu reflexión...

Aunque venía a decirte que te dejaba un meme en mi blog (no sé si te gustan o no, pero ahí queda con mucho cariño).

eligelavida dijo...

Me has recordado a Gabriel García Márquez cuando dice que la vida es una continua sucesión de oportunidades para sobrevivir. Preciosa entrada. Un abrazo.

Senior Citizen dijo...

Hay un poema de Concha Lagos del que recuerdo un fragmento que dice:

Yo no podía, Señor, con esta vida.
Quise dejarla como a estrecho traje
que oprime los costados,
cambiártela por la inconsciencia de la nada,
pero tú no quisiste.

Poblaste mi contorno de voces plañideras,
de manos extendidas,
de dolorosos ojos mirando al infinito.
Obstáculos humanos cegaban mi agonía,
y hube de revivir,
esperar tu llamada,
y caminar de nuevo
.

Luis y Mª Jesús dijo...

Gracias por tu entrada , es preciosa y refleja un estado de ánimo muy próximo al mío. Me viene a la cabeza continuamente el gesto de los entrenadores de baloncesto pidiendo tiempo, pero es cierto solo se trata de ponerse en pie y dejarse llevar, si me hicieran caso y me dieran tiempo muerto quizá lo utilizaría para inventar problemas.
Muchos besos

El Señor de Monte Grande dijo...

Si bien es verdad que no somos indispensables siempre somos importtantes para alguien, esto nos da el combustible necesario para sobrevivir y vivir.

Un beso desde MG

Alodia dijo...

Sobrevivir para respirar cada día el aire que tenemos a nuestro alcance. ¡Hay tantas cosas por las que vivir! Cada día la vida es un milagro. Te deseo un maravilloso fin de semana. Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Que bien tener a alguien que tire de ti, además de sensación hermosa es un salvavidas milagroso.

Besos.

Pilar Moreno Wallace dijo...

De nuevo por aquí, disfrutando de tus textos. Saludos.

©Claudia Isabel dijo...

Es cierto! siempre hay algo o alguien que tira de nosotros y nos conecta con la vida...son como pequeños ángeles!
Lindas reflexiones
Un abrazo inmenso

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Cierto, siempre tendremos porque seguir viviendo, y cuando crees que ya no tienes motivo para ellos se presenta esa chispa que dice que nos jala y lanza para continuar.

Gracias Ma. Ángeles por estas letras tutyas que no compartes

Un gran beso pata tí (sin virus)con mucho carño
Celia