miércoles, enero 28, 2009

VACAS CAÑÍS

Estoy enamorada; no creía en los flechazos, más que nada porque no tengo edad, pero lo sentí de sopetón. Mi corazón se agitó, mi boca sonrío y los ojos se me llenaron de ella… Me he enamorado de una vaca.
No es una vaca cualquiera, ni hace tolón, tolón; el cencerro lo llevo yo misma puesto en mi espíritu cotidiano.
Es una vaca urbana, no penséis que sólo se hayan en los pastos bucólicos, no. La mía está asentada en el asfalto y se la ve, quizá, más integrada que tú o que yo en esto del ruido, del sobeteo y el desarraigo.
Mi vaca posee un humor envidiable y para nada tiene sentido del ridículo, tan proclives los humanos a él, lo que les impide ser un poquito más ellos mismos y un poquito más felices.
Hay montones de vacas cañeras por esta gran ciudad tan inmersa en la prisa y ciega a todas luces de lo que pasa a su lado… Os lo digo por si os decidís a dar un paseo y sentir un amor a quema ropa aunque ausente de toda malicia.
Hay vacas de todos los colores, posturas y vestimentas; la mía es única, es mi alma gemela, es tan yo…
Hace unos días, un fulano, con ayuda de unos amigos –es que las vacas en cuestión pesan bastante- se llevó una a su casa. Tal era su enamoramiento que la subió cinco pisos andando; un amor prohibido. Una vecina vio a los enamorados, se chivó a la policía y su amor terminó a los Romeo y Julieta. Al muchacho le han llamado de todo, ¡pobre hombre!, ya nadie entiende las historias de amor, qué fríos y calculadores nos hemos vuelto.
Yo, por si acaso, sólo os lo cuento a vosotros. Por supuesto, no me pienso llevar la vaca a casa; no tengo espacio suficiente y mi marido no creo que lo comprendiera.
En fin, ¡qué bonita es mi vaca!...

15 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Ummm... que alegria me das niña!!!!

Yo pensé que estaba un poquito "paya"... pues sentí lo mismo cuando ví estas vacas en Portugal hace ya dos veranos, mis hijos y yo flipamos, nos encantó... es una exposición itinerante de lo mas bonito y vital y alegre que conozco....

Me alegra que compartamos sentires...

Un besazo

Inés dijo...

Me ha costado entender a estas vacas.Tú me has dado algunas pistas divertidas.Mañana me echo a la calle a buscar la mía.¡A ver si tengo suerte!

goyo dijo...

Hola Rubia, como has estado?
Que bueno es no poderte adivinar en lo que vayas a escribir.
Aca en mi Argentina hay de ese tipo de vacas que se venden carisimas.
Pero tambien tenemos de las otras, la que caminan y mujen de verdad, esas que se nos estan muriendo de tanta sequia que tenemos.
Ja ja no se van a poder comer los famosos bifes de chorizos nuestros, por que no va haber para exportar a europa.
Me pediste que te mandara a buscar y cruce el oceano ¿ahora que hacemos ? dice un comentario tuyo, bueno , parece que bienes nadando por que nos has llegado todavia.
Te quise mandar un correo, esperandote con un asado gigante y mucha cerveza como te gusta , pero me lo rebota. Te lo vas a perder!!!! Es angeles_cantalapiedra@yahoo.es o a cual otro ? Te espero en ALMACATAMARCANA, un beso

migul dijo...

Que bonito el amor libre!

Codorníu dijo...

Anda qué... no sabía yo de esas inclinaciones, jeje.

La verdad es que me he dado una vuelta y he visto algunas.

Creo que una me espía...

Un beso.
Codorníu.

Desire dijo...

Que simpatica la vaca, pobrecita le fue duro en la pelea por lo que se ve...

MarianGardi dijo...

Hoy en dia hay vacas de silicona recuerdalo que ya las vacas no dan tanta leche como antes y por eso quieren llevarselas a casa para ahorrar la leche del desayuno, ha que no habias pensado en eso?
Vacas urbanas jajajajajajajajaaja

PIZARR dijo...

Estos madrileños se me están chalando por momentos con el tema de las vaquitas...

A mi me encantan todas. Cuando la iniciativa anduvo por aqui, por Bilbo, la verdad es que disfruté un montón y duraron sanas y salvas muchísimo tiempo.

Parece que por esas tierras estan haciendo estragos con las pobres vaquitas según dijeron por la tele las malas lenguas.

La de tu foto es preciosa.

Las cosas por aqui cuesta abajo y sin frenos. Gracias por esos besos.

Un beso para ti

Jesús Arroyo dijo...

M.Ángeles:
Es que las vacas, entre otras cosas, tienen la cara más bonita (de testuz para abajo) del reino animal de pradera. Por lo tanto, es normal que te enamores de sus huesitos.
Lo de ese Romeo... yo tampoco lo entiendo, es mas, le daría con el rabo (el de la vaca) en toda la cocorota, porque ¡coñe! si se ha enamorado de la Muuuulieta que haga como hemos hecho todos los enamorados... un banquito en un parque oscuro y cada uno a su casa.
Luego están los que se enamoran locamente y... o para ellos o para nadie, no entendiendo que el amor loco no consiste en apedrear a diestro y siniestro los lomos de as pobres rumiantes.
Es que...
Besos Muuuuuuchos.

Pilar dijo...

¡Y quién no se enamoraría de esta vaca tan atractiva! A mí me ha encantado. No sé si estará cuando vaya en alguna próxima ocasión, o es sólo una exposición temporal.

estela dijo...

un bonito idilio, el amor perfecto, seguro que este no protesta, jaja

un beso.

Maria Coca dijo...

Muy bueno. Me encanta el enfoque que empleas y cómo ironizas con una noticia que está para eso, para sonreír.

Besosss

guillermo elt dijo...

Que digo yo del post anterior que, para olvidar penas... unas birritas... hace???

Y de éste... Parece que hay vandalismo con las vacucas, no?... Sabes?... sí, sí y síííí, tú llévate a tu "amor" a tu casa... Un rapto por amor!!! Siempre estará justificado. Creo que a tu pariente y demás familia no le importará. :))

Besicos.

azpeitia dijo...

El humor y la ironía es el vestido mejor de nuestra inteligencia, siempre he pensado que las personas que tienen un fino humor, tienen una IQ muy alta...y ese me parece que es tu caso...me pareces muy inteligente...un beso desde azpeitia

Adolfo Payés dijo...

Muy hermosa composición nos entregas con humor e ironías cómplice del lector, nos relaja mucho sentir así tu presencia...

muy hermoso..

saludos fraternos con mucho cariño