viernes, julio 11, 2008

MINUCIAS VERANIEGAS

El aire acondicionado me ha matado; tengo mocos para exportar.
Lo bueno de que a una la quieran es que la gente se preocupa de ti, pero esos cuidados que te profesan, puede llevarte a la tumba. Mi santo (esposo) al verme dar más vueltas que un molinillo en la cama, me dijo “Churri, te pongo el aire, ya verás que bien descansas”. Las señoras de la limpieza, tres cuartos de lo mismo “Ángelines estás sudando la gota gorda. Así no puedes trabajar”. Y de paso que yo me cogía el pasmo en el banco, mi equipo se congeló. A ellos se les ha quedado el cerebro como un cubito de hielo, pero a mí no. Me sigue funcionando entre la tos, los mocos y los estornudos. Con lo cual sigo trabajando… No me diréis que no es desgracia.
Me llamaréis antigua, pero donde esté el abanico y el botijo, que se quiten las nuevas tecnologías. Además, mucho más baratos y si nos piden desde las altas esferas que ahorremos, deberíamos hacer una colecta para comprar abanicos y botijos. Un set en cada mesa de trabajo, ¿qué os parece? Bueno de colecta nada, que sean las empresas quien nos asignen el conjunto del verano.
Pero lo más gordo de este asunto es que siempre me pasa lo mismo: enfermo cerca del fin de semana, nunca en lunes. Me pregunto si mi jefe no me habrá programado para que rentabilice mis tiempos laborales. ¿Y mis tiempos de ocio, qué? ¿Quién me los defiende?
Me he de buscar un sindicato ocioso, seguro que existe. Mi tiempo libre es muy precioso y si éste no lo mimo, el ritmo del curre será malo y me conducirá al paro.
Estoy pensando… ¿Y si digo a nuestro presidente que me cree esta cartera ministerial? Además soy mujer, seguro que me dice que sí.
¡Necesito firmas para la candidatura!... Vamos, os puedo prometer y prometo que defenderé el ocio como si me fuera la vida en ello.
Mientras tanto, ¡Feliz fin de semana!

6 comentarios:

Carlota dijo...

uf, a mí me sienta fatal el aire acondicionado... menos mal que la temperatura en el norte no lo hace imprescindible... cuídate, guapa!

Estrella Altair dijo...

Totalmente de acuerdo con la señora, donde este el abanico y botijo que se quite todo, es verdad que esos cambios de temperatura a mi tampoco me gustan y por otro lado ¿nos estamos volviendo locos?, nadie se dá cuenta del gasto energético que supone...... !!!! Por dios !!!! que nos pregunten si queremos o no aire acondicionado.

Y luego están todos los temas del aire en el trabajo, ahí es ná,...

Un abrazo

CHISPITA dijo...

MOCOSAAAAAAAAAA!!!! yastoi aquí pa sonarte los moquitos!
Bueno, ya sabes que yo soy muy fisna, así que a mí me pones el pai-pai (y si puede ser que alguien lo manipule por mí y si está bueno, mejor).
Quieres una sopita de pollo?.
Un besote vip vaporub para mi mocosa favorita.

Nómada planetario dijo...

En cambio yo me llevo de maravilla con el aire acondicionado, capacidad de adaptación que se coge con los años.
En cuanto al ministerio del ocio me pido la Subsecretaría del Tiempo en Buena Compañía, o en otro caso la Dirección General del Discurrir Despacio.
Pase un buen finde su señoría.

Bolero dijo...

Me apunto a los ministerios de nómada planetario y al tuyo
Imaginad q existieran, ay q soñadora soy
Creo q no dejaré de imaginar nunca
Por cierto odio con toda mi alma el aire acondicionado, q lo único q consigue es incondicionarme
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

SoL LuNaR dijo...

LuZ