La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

sábado, noviembre 24, 2007

LA CAJA

Estaba amaneciendo cuando me topé con mis fantasmas. Estaban guardados en una caja esperando que el polvo del tiempo disipara sus telarañas propias del olvido y la desidia.
Parecían murciélagos pernoctando, la bella durmiente esperando a su príncipe y, así, mientras los rayos de un sol mestizo despertaba a un día de sombras invernales, me introduje en mi pasado. Niñez y adolescencia paseaban sus risas entre garabatos de una escritura a medio hacer. Libros que me hicieron compañía introduciéndome en el mundo del saber, de los sueños. Ellos a pesar de su naturaleza frágil habían sobrevivido a mi juventud y yacían esperando un cálido reencuentro con su dueña. Martín Vigil, Neruda, Gaite, Delibes... me abrazaban.
Un fantasma se coló en mi retina y rastreó la huella de un pétalo, la nota escrita en rojo en el margen de una página y destapó mis secretos de entonces... He sentido añoranza por aquella chiquilla de sonrisa imperturbable.
Volví a vivir esos años, cuando el mundo me parecía infinito y las horas el pasaje a la eternidad de las fantasías alcanzables.
Me miré a un espejo,apoyado en el suelo y que esperaba a ser colgado, para bucear y saber si aún existía la niña de antaño. Encontré a una mujer de rasgos cargados de cansancio, labios de estío, pero que en el fondo de sus ojos aún existía el azul de un mar templado.
Suspiré aliviada... Aún no había quemado todas las naves. Todavía podía esperar la magia de una sorpresa.
Volví a suspirar antes de despertar a la realidad de cajas esperando ser abiertas y el eco de una lágrima cerrara la puerta del ayer.

6 comentarios:

CresceNet dijo...

Oi, achei seu blog pelo google está bem interessante gostei desse post. Gostaria de falar sobre o CresceNet. O CresceNet é um provedor de internet discada que remunera seus usuários pelo tempo conectado. Exatamente isso que você leu, estão pagando para você conectar. O provedor paga 20 centavos por hora de conexão discada com ligação local para mais de 2100 cidades do Brasil. O CresceNet tem um acelerador de conexão, que deixa sua conexão até 10 vezes mais rápida. Quem utiliza banda larga pode lucrar também, basta se cadastrar no CresceNet e quando for dormir conectar por discada, é possível pagar a ADSL só com o dinheiro da discada. Nos horários de minuto único o gasto com telefone é mínimo e a remuneração do CresceNet generosa. Se você quiser linkar o Cresce.Net(www.provedorcrescenet.com) no seu blog eu ficaria agradecido, até mais e sucesso. If is possible add the CresceNet(www.provedorcrescenet.com) in your blogroll, I thank. Good bye friend.

carlota dijo...

MªAngeles: como yo soy de guardarlo todo, también de vez en cuando hago una excursión de esas al pasado, lo que pasa que a menudo me dejan un poco triste...supongo que por ver cuantos sueños no se realizaron. Aunque también es verdad que otros que nunca hubiera imaginado, sí se han cumplido. Me hiciste sonreir con Martín Vigil...me los leí todos, aunque La vida sale al encuentro fue mi preferido y releido...y Carmen Martín Gaite, también. Incluso uno de los últimos, el de Olvidado Rey Gudú, aunque el principio se me hizo un poco pesado, luego me enganché de una forma que no pude terminar de leer hasta la última página. Un beso, guapa.

Lola Bertrand dijo...

Bello y lleno de añoranzanzas este texto, todos tenemos esa cajita y de vez en cuando la destapamos y... los escritores no podemos sustraernos a la magia de escribir sobre ella
Abrazos de mar.
Lola

PS dijo...

Íntimo tu relato y con un cierto tono pesimista al final. Me he visto reflejado en ese espejo de adolescencia y juventud y he procurado contener la lágrima. Conviene que aparquemos ciertos recuerdos, amiga, si no queremos que la nostalgia nos devore conforme nuestros cabellos y nuestro rostro sufren el efecto del paso de los años, aunque siempre nos quedarán los años 60.
Se le echaba a usted de menos.

Nómada planetario dijo...

Encontramos muchos pequeños detalles en la vida que nos hacen destapar esas cajas del ayer. Yo me desternillo con "El florido pensil" de Andrés Sopeña porque me tocó en parte vivir aquella época

Imagínate que nos ponían a toda la clase por narices a rezar a la Virgen y en una de aquellas tardes tuvimos que pedir para que Inglaterra devolviese Gibraltar a España, eramos de poca fe, nuestra plegaria no surtió efecto alguno.

Saludos y continua avante toda.

RAMMSES dijo...

MªAngeles, vengo gracias a la huella que dejaste en mi blog. Me gusto tu escrito una tierna profundidad.
Veo que una gran amiga está aquí, Carlota.
Volveré, gracias por tu comentario en mi blog.
Un beso.