lunes, marzo 13, 2017

PREÁMBULOS

No siempre el ánimo está dispuesto a recibir estímulos externos. Prefiere estar a la sombra de un naranjo esperando que el aroma del azahar despierte. Incluso se esconde bajo el manto del silencio para escuchar mejor cuando el pájaro cante.

Hay días en que el ánimo no se viste de nada. Camina desnudo esperando que una ráfaga de viento le haga sentir.

Momentos en que el ánimo desespera en la incertidumbre de no saber. Se vuelve temeroso, temblón y cobarde. No desea hacer nada por inanición de arrojo, valentía y coraje. No es osado, no es nada, no existe.

Es un ánimo ignorante, ha olvidado el verbo insistir; los deseos no vienen solos, no tienen luces para guiarse.

Una vez alguien me dijo que un escritor invisible es visible, nace y muere el día de la presentación de su obra.

6 comentarios:

Mª Jesús Muñoz dijo...

Bella espera, lógica y prudente, amiga...
Mucha suerte y ánimo...Todo saldrá bien.
Mi abrazo y mi cariño

Macondo dijo...

Son los nervios del examen cuando se domina la asignatura. No hay nadie más tranquilo que un estudiante que no ha estudiado. Todo irá muy bien, ya verás.

DEMOFILA dijo...

Hola,hoy te ecuentro un poco deprimida, como si pasaras de todo,estos días de lluvia y con nubes son y lluvia pero nos ilunine te dará calor, ya lo verás con el acarciándote con sus rayos suavemene.
Dices qe has sentido paseándote por Narbella la apreciarás de verdad si viene sa vela,
Besos, feliz, aunque lluvioso, fin desemana,

Pedro Luso dijo...

Olá Mª Ángeles.
Gostei de teu Preámbalos, uma bela prosa poética. Parabéns.
Abraços.
Pedro

Laura. M dijo...

Suerte y no muere ese día Mª Angeles , si no que pare algo por lo que sé le reconocerá.
Besos.

Celia Segui dijo...

Ojalá haya ido muy bien!
Me encantó el texto.
Besos y feliz finde.