lunes, octubre 17, 2011

OTOÑO

Tengo ganas de que el otoño se apriete el corsé, adormezca al sol y tiña de pardos y dorados esos árboles sedientos de agua.
Deseo que el cielo se cubra de gris y la lluvia se pegue a la tierra, tintinee en el espejo de mi alma y mis palabras rueden por el camino.
Quiero el calor de la castaña en mis manos vacías, el vaho en mi aliento y, el membrillo, dorando el último eco de la tarde.
Ansío esos paseos donde mis pies crujen al pasar, la mirada se vuelve melancólica y, donde el mundo, la carne y el espíritu, comienzan a invernar, esperando el frío rugido del viento solitario vague por la montaña mientras azota mi rostro sin grados que quemar.

9 comentarios:

Nómada planetario dijo...

Pues por demorarse hasta los membrillos están verdes todavía. Esta mañana el campo pedía agua a gritos, mientras unos 23º se instalaban plácidamente en tierra de nadie.
Besos a punto de merienda.

Francisco Javier dijo...

Bonito entrante otoñal, la melancolía del otoño y sus miradas dejan en nuestra alma, momentos inóspitos y solitarios. Pero me encanta esa ternura con la que escribes, un abrazo.

bixen dijo...

Es diferente el color de las hojas del árbol cuando se seca que el de las de otoño. Mientras unas mueren esperando algo, las otras esperan morir tras tanto dando (todos sus nutrientes acaparados).

Estrella Altair dijo...

Pues yo niña quiero el otoño pero sin melancolía ninguna.. que me lo fastidie.

Besitos

TORO SALVAJE dijo...

Yo también quiero tu otoño.
Lo necesito igual que tú.

Besos Alma Gemela.

guillermo elt dijo...

Llegará el otoño... claro que llegará, si no, me encargaré yo de traerlo... jeje.

Esta mañana, a las 10,30, 16º, una temperatura estupenda para mí, y si bajara un par, mejor, pero a las 13:30, ya teníamos 25º... Un asquito, oiga, un asquito.

Literariamente, el otoño dá mucho juego, pero en lo personal no me agrada mucho. Cambio de hora, temprana oscuridad... melancolía... y eso que hoy acabo de pedir el Alta médica voluntaria... a ver cómo me responde el "coco"

No sé el motivo por el cual no te deja comentar en mi blog. Ni idea. Lo siento, pero si te apetece comentar, lo haces como este último y a mi me vale.

A ver si ahora, a poquito a poco, me voy poniendo al día con los blogs, que he estado batallando en 2 frentes a la vez, y parece que de golpe, hay tregua por todos los frentes... Esperemos que dure, el uno por que no se vuelva a repetir la enfermedad, y el otro por estabilidad y salud emocional.

Te mando mis Besibrazos. Espero pasar más por aquí. Siento este tiempo pasado.

la-de-marbella dijo...

Que bonito Otoño nos pintas!!! Creo que hemos pasado tanto calor y tanta lucha este ultimo verano que el Otoño se presenta como brisa fresca que todo lo calma. Ojala. Besos desde mi playa

América dijo...

Absolutamente hermoso... Que se dice cuando lo que se lee es lo mas parecido a la poesía...

Abrazos.

Mila Aumente dijo...

Hola Mª Ángeles. He pasado por aquí de casualidad y me gusta lo que acabo de leer. Casualmente en la última entrada en mi blog, tambiém hablo del otoño. Con palabras distintas, esos sí. Pero con la misma sensibilidad con la que tú muestras esta época del año.

Un saludo.