lunes, septiembre 06, 2010

TERMINANDO EL DÍA

Cae la tarde estragada de calores; al fondo se vislumbra luna llena mientras la ciudad se recorta en perfiles de sombras jadeadas por una calima persistente.
La vista desde lo alto de mi acantilado castellano es muy hermosa: la rivera del Duero regodea por caminos simples configurada de chopos altos y espigados y, bajo sus pies, un campo del color del melocotón.
Desvío la mirada y es cuando les veo saborear el añejo de día como las grietas de sus manos; campos arados, tal vez más de noventa cimentando presagios, viendo pasar sus vidas. Uno al lado del otro. Saborean una cerveza hasta la última gota. Después, cada uno coge su bastón, un árbol donde sujetar huesos viejos y, con sus manos libres, se cosen uno al otro. Se paran, se miran, se comprenden y, caminando despacio, con la lentitud de un tiempo sin reloj, se pierden de mi vista mientras oigo sus voces cantar al unísono “Si tu madre quiere un rey, la baraja tiene cuatro: rey de oros, rey de copas, rey de espadas, rey de bastos. Corre que te pillo, corre que te agarro, mira que te lleno la cara de barro…”

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que bien fotografías con las palabras.
Es como si los hubiera visto.

Besos.

Antonio dijo...

Las arrugas del pasado están cargadas de historia. Esas manos apoyadas en el bastón son testigo mudo del paso del tiempo y la verdad y la memoria de la historia.
Un beso

capriyunliuz dijo...

inspirador es la primera palabra que me viene a la mente tras haber leido tu entrada... me hace sentir como david copperfield cuando estaba delante de mr. littimer..."eres una persona muy joven" que al final no comprende muy bien lo desgastante y placentero del paso del tiempo...

Nómada planetario dijo...

Escena intimista donde las haya, parece que la estuviera presenciando en primera persona.
Besos desde mis nominalizadores deadjetivales y otros cardos de un jardín sin salida.

GAB dijo...

Esa clase de compañia son un privilegio, una manera de sujetar el mundo que se despide a cuatro manos.

Abrazotes.

Luis y Mª Jesús dijo...

"cosidos" el uno al otro. Me gusta esta expresión es curioso sus dos significados que se reunen en uno solo "co-ser" como "ser con otro" y "coser" como unir a otro, quizá, en el fondo es lo mismo.
Estás todavía un poco baja ¿verdad?.
Yo tampoco estoy para bailar sevillanas, o mejor dicho estoy para bailar sevillanas para animar un poco.
Un besazo

bixen dijo...

Hay un poema de Lorca, "Chopo muerto", que evado transcribir para no avasallar ni aburrir.
Al leerte lo he recordado; acordándome del recuerdo. Buscándolo lo he encontrado... reencontrado!

Maria Coca dijo...

Eres una magnífica observadora de esa cotidianidad que nadie percibe. Y con unas metáforas increíbles.

Un besazo.