viernes, julio 02, 2010

EL HOMBRE DE LA FURGONETA Y EL HOMBRE DEL MACHETE

Están logrando, estamos consiguiendo, que seamos unos perfectos desalmados. Con el grito en nuestras mentes “Sálvese quien pueda” pisamos las cabezas que se nos pongan delante e impidan nuestro avance. Y me pregunto, ¿qué avance si lo único que hacemos es retroceder sobre nuestros pasos?

Estamos olvidando el respeto, los derechos propios y ajenos… El día de “la huelga salvaje” de metro en Madrid, un hombre con una furgoneta de reparto le habían taponado la salida. Después de infinidad de maniobras pudo salir, pero se quedó atravesado. En medio del caos circulatorio, nadie le echaba una mano para poderse quitar del medio y así no entorpecer. Muy por el contrario, no sólo le ponían de vuelta y media sino que los transeúntes se obstinaban- digo yo que pensarían que como a ellos no se les había respetado, ellos tampoco respetarían- en no dejar marchar a la furgoneta. En un arranque de incomprensión me puse en el medio para dirigir al pobre hombre. Cuando todo terminó, os aseguro que de aquella actuación tan nimia, puesto que no me costó nada ayudar a aquel hombre, me sentí francamente bien… ¿Tanto nos cuesta hacer algo por otros? Aquel mismo día oí como un hombre con un machete y un grupo de personas habían salvado de un incendio a dos niños. Respiré tranquila porque me di cuenta que dentro de la jauría despiadada, aún hay mucha gente de buena voluntad.

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Poca pero queda.
Y menos mal.

Besos.

Codorníu dijo...

Que esta sociedad ya no es tal, sino un individuo más otro individuo hasta sumar millones es un hecho, a mi modo de ver, planificado. No te digo más, porque vas a pensar que les voy a echar la culpa a los de siempre. Pero es que les viene tan bien, tan bien, tan bien, un ser humano con un perfil así para sus propósitos...

Y si no, repasa todo lo que se nos viene encima sin que haya la más mínima señal de solidaridad entre las gentes corrientes...

Y encima, los que luchan (que en otras épocas serían tratados como unos héroes) son maldecidos desde todos los medios de comunicación, tertulianos, etc.

Cuánto menos protestes, mejor. Al que le toque que se jod...

Así es el momento que vivimos.
Un beso.

Maripaz Brugos dijo...

Pues tienes razón, nuestra sociedad se ha convertido en una jauria humana, donde impera la ley del mas fuerte.
Es un alivio pensar que todavia hay personas como tu y el del machete.

MarianGardi dijo...

Da miedo, ya no quedan átomos de amor en la mayoría, se han desgastado de tanto usarlos mal.
Besos querida

Nómada planetario dijo...

La jungla urbana influye en extraer lo más negativo que llevamos dentro.
Por suerte aún quedan gestos humanos.
Esta tarde tengo la graduación, aún me falta saber la nota del teórico de la asignatura de TV.
Besos sin pinchar, que estoy requete afeitado.

Luis y Mª Jesús dijo...

Estoy convencida de que hay muchísmas personas buenas, pero la masa es brutal y el peligro es que convertirse en masa y dejar de razonar como persona esta "chupao" en esta sociedad en que la televisión, la prensa, el cine, nos bombardean para anular nuestra capacidad para buscar nuestro ser personal.
¡Que rollo te estoy metiendo!.
Un beso

Estrella Altair dijo...

La vida siempe ha sido así... no hay duda... hemos avanzado mucho tecnologicamente, pero a nivel emocional, mas bien podo.. jauria eramos con Atila y jauria somos ahora.

Un beso

Maria Coca dijo...

Nos ha tocado vivir en un mundo civilizadamente salvaje. Y eso es muy duro.

Besos, amiga.