La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

sábado, abril 17, 2010

LA TERNURA EN UN DÍA DE LLUVIA

Hacía días que no sentía la vida en sus cuatro estaciones, pero ayer al subirme al autobús el mundo ha regresado a mis venas…
Era demasiado temprano cuando el bus hizo su primera parada. Subieron Abel y su hermano; Abel de unos doce años y su hermano no más de tres. Su tez era la del chocolate claro y la noche en sus ojos; en el lóbulo de sus orejas, una diminuta perla. Según pasaron por mi lado dando tumbos dejaron una estela de jabón y agua. Abel quitó la mochila a su hermano y le sentó. El pequeño se aferró al pecho de su hermano mientras decía “Abel, tengo sueño, quiero ir con mami” y se puso a llorar. Un hombre que iba sentado delante de ellos se levantó. Los años en él habían crecido tanto que la edad ya estaba de regreso. Sin embargo, sus manos secas volvieron a ser fértiles: acariciaron el rostro de niño con la suavidad del terciopelo… Fuera llovía pero dentro del autobús brillaba el sol.

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que autobús más tierno.
Hay que saber mirar.
Y tu sabes.

Besos.

Juan Julio de Abajo dijo...

Los años hacen más sabio de alma y cuerpo al que sabe mirar, sentir y vibrar. Hay tanto vegetal pululante que nos olvidamos de ser personas.

Ahí va ese beso en este matutino sábado de cielo encapotado.

JULIO.

guillermo elt dijo...

Del anterior:

Bueno, es que tenemos que crear las cosas con cariño. Con nuestra personalidad, pero con cariño y con gusto... Claro, y como yo digo, por lo menos en mí, con mis limitaciones literarioa.

De este:

Quien no vea el sol en la oscuridad, es porque, o no quiere, o no le han enseñado a escudriñarlo.
Qué bonico!

Besicos.

Luis y Mª Jesús dijo...

En ese autobús todo era primavera. Hay espíritus que no envejecen su primavera se transforma en un cálido verano pero vuelven a florecer en cuanto el ambiente se torna un poco cálido.
Un beso

Ricardo Tribin dijo...

Lindisimo...mi muy querida Ma. Angeles.

Afuera...oscuro...mas adentro iluminado con el amor.

Un beso

Micaela dijo...

Muy hermoso, mi querida amiga. Con tan pocas palabras tantas emociones... Un gustazo como siempre perderme entre tus letras. Un beso grande.

MarianGardi dijo...

Que delicioso leerte querida.
Eres un gustazoooo
Muchos besos querida

LUNA LLENA dijo...

Sí, en el fondo siempre estan los pequeños detalles que van transcurriendo a nuestro alrrededor, abramos los sentidos a la ternura humildemente y sentiremos lo que tú, en ese bus.
Muy bonito

Codorníu dijo...

Estás en los pequeños detalles. Que son los grandes.

Un beso.

Maripaz Brugos dijo...

Bellisímo...digno de tu sensibilidad y tu maravilloso modo de mirar el mundo.

Un beso

Nómada planetario dijo...

El día que no pase nada en tu querido bus es que han cerrado la línea. Tus relatos siempre tan preñados de humanidad.
Besos de día cargado de tareas absurdas.

Estrella Altair dijo...

Un besazo muy fuerte... saber mirar y ver.. y sentir es sólo para los sensibles.

Albino dijo...

No hacen falta muchas palabras para escribir un relato tierno, redondo y perfecto. Enhorabuena Maria Angeles
Un beso

Albino dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.