viernes, marzo 12, 2010

DE REPENTE UN BESO

¿Por qué la gente muerde en vez de besar?... No había llegado la luz del alba cuando me hacía esta reflexión sentada en un lugar tan poco poético como una vulgar letrina. Llevaba un buen rato maldiciendo mi suerte de no poder moverme de allí por un lumbago inesperado. Porque la enfermedad como la vejez te regalan tiempo para pensar. No hay prisa, estás sujeto a la merced de la lentitud para armonizar esos pensamientos que la prisa se traga sin masticar. Perderte en deliberaciones mentales sin el furor de un reloj, ayudándote a clarificar las ideas aunque yo me seguía lamentando de mi dolor, de lo que significaba no ser libre y depender de la caridad de otros a prestarte su ayuda… Pero la gente muerde en vez de besar. Un beso que alivia en vez de hincar el diente en el ánimo de quien ve sus posibilidades plegadas.
…Pero soy una persona con suerte: al lado de mi letrina poética había un semanal y en su portada estaba Marc, un niño de ocho años enfermo de cáncer que me miraba con la luz del amanecer, limpia, transparente y, en su boca, la mejor de sus sonrisas; ella me ha besado. Un beso tierno, animoso que me ha ayudado a tragarme como sapos mis maldiciones, a hacer un esfuerzo y levantarme de mi lugar antipoético y pensar que… no todo el mundo muerde.
¡Buen fin de semana, amigos!

13 comentarios:

joselop44 dijo...

Muy bonito como siempre. Me uno al homenaje y recuerdo a Miguel Delibes.
Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

¿Por qué será?
¿Por qué recibimos tanto de persomas que en su vida han recibido tan poco?
Tal vez sea esta la respuesta.
Besazos, Cantalapiedra.

Antonio dijo...

Lo gente muerde... cuan cierto es. Si bien no soy partidario de poner la otra mejilla, sí pienso que siembras y recoger. Quien besa recibe besos, quien hiere recibe heridas… El efecto pigmalión… Tal vez estemos mordiendo demasiado en esta sociedad, y sin tal vez… A veces una mirada nos recuerda que no andamos por buen camino.
Un beso y, como siempre, sigue construyendo.

Bego dijo...

es precioso,y respecto a la primera pregunta; porque la gente ya casi no se acuerda de besar... cosa de la sociedad.
Os dejo a otra poeta que conoci hace nada, a ver si os gusta.
http://qualid.es/?id_pre=2

MarianGardi dijo...

Los mas desgraciados son las personas que nos dan los mejores ejemplos.
Un abrazo cielo y buen finde

guillermo elt dijo...

Bienvenida al "Club de las Espaldas Malditas"... jajajaja.

Abrazos y besos... "Besibrazos", vamos... para tí y buen finde... disfrútalo.

Juan Antonio dijo...

Que te digo compañera,yo soy muy besucon ,mas vale uno de mas que uno de menos.me enc anta lode " letrina",yo le saco buen provecho poeticamente hablando.Buen finde.Por cierto ,me comere una torrijita de " la Campana" a tu salud.ja,ja,ja...si puedo le hare fotos al via crucis del cachorro para mandartelas.Sale a la calle mañana para pedir por Haiti.Besos

Juan Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
TORO SALVAJE dijo...

Muerden casi siempre los adultos.
Los niños no suelen hacerlo.

Buen fin de semana.

Besos.

Albino dijo...

Yo no muerdo. Te lo juro. ¿Probamos?
Besos

El Drac dijo...

Así sucede a veces querida amiga, hay personas que sufren terribles males y que aún así regalan al mundo su deseo de vivir. Un fuerte abrazo

Juan Julio de Abajo dijo...

Era condición del humano besar con ternura y con sonrisas; pero los tiempos miasmáticos y antisociales, plagados de procederes tan inhóspitos como los páramos yermos de las mesetas más abandonadas, han desolado los corazones hasta el punto de que olvidemos casi antes de que suceda el hecho.

Una cuestión que tú, mi entrañable amiga, tocas con brevedad pero con intensidad y acierto.

¡Buen fin de semana y sé feliz!

Un beso con todo mi sentimiento.


JULIO.

www.fancyediciones.es
juan@fancyediciones.es

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Qué dulzura de foto! y cuanta razon en tu relato. No podemos quejarnos de nada.
Un beso