La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

miércoles, febrero 03, 2010

UNA MUJER EN EL BANQUILLO

Cada día, la mujer se juzga así misma mientras el mundo la contempla…

La mujer en la balanza, la mujer hoy y aún debatiéndose en los roles de la sociedad, midiéndose con otras y con otros. Y al final del día muere como la llama con la duda, mejor dicho, con las dudas si el camino que eligió fue el certero, con el remordimiento de haber podido hacer más, de no entregar a los suyos lo que su rol la impuso.

Sin ayuda, un país no puede crecer. Sin auxilio, la mujer se ahoga. Sin socorro, los niños, la juventud, no disfrutan de su faro guía.

Cuando hoy reemprendo el camino del trabajo, aún miro a mis hijos y me pregunto cuánto tiempo les robé, cuántas horas quité a mis ojos de verles crecer. Cuántas…

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Mejor no pienses en lo que ya no tiene remedio.
Y dales todo lo que puedas.

Besos.

Albino dijo...

Tambien el hombre está en el banquillo, aunque parezca que se divierta. Yo pase, por mi trabajo, muchas jornadas, alguna de varios meses (lo que deja de ser jornada, claro está) alejado de mi familia, aunque tambien tuve la suerte de que, en los destinos largos de más de un año, la llevaba conmigo.
Pero curiosamente ahora que podíamos estar juntos, son los hijos los que hacen su propia vida, y yo tengo que comprenderlos.
Besos

Topacio Bleu dijo...

Soy una madre soltera con hija adolescente y con todo el dolor del alma debi dejarla diariamente desde muy pequeña en una guarderia ,trabajar muchas horas para darle un futuro, educacion...como tantas mujeres que deben criar solas sus hijos, pero no por ello significa que no les damos lo suficiente, no es la cantidad de tiempo lo importante sino la calidad del mismo. Nosotras mismas somos las que nos sentamos en el banquillo... estoy segura que Ud. ha hecho una maravillosa tarea como madre y le brindó todo el amor y atención que su hijo necesitó para crecer plenamente.
Es un placer leerla nuevamente luego de tantos días de retiro por vacaciones.
Abrazo cálido con aires del sur.
Analía

call center dijo...

Definitivamente muy dificil ser mujer pues siempre salimos perdiendo en todos los aspectos, trabajas fuera y en tu casa, si sales vea ver quien cuida los chicos ellos solo salen, ellos se casan cuando quieren nosotras cuando ellos quieren, los niños piden todo lo que ocupan se lo piden a su mama a ellos nada pq los ven como un mueble mas y que dificil yo recuerdo que pasaba el dia y solo sentia a mi ma darme un beso porque no me vio en todo el dia y lo peor es que estamos haciendo lo mismo pero que hacer si queremos darles lo mejor.Bendita sea la mujer es tan valiente amo ser mujer pero odio que la sociedad y el machismo nos maltrate ojala algun dia cambie.

INÉS dijo...

Dificil, dificil acertar y dificil saber si hemos acertado.
Por eso no vale la pena darle demasiadas vueltas...hay que seguir.

Codorníu dijo...

Tú, seguro que hiciste lo que tenías que hacer. No tengo duda.

No te sientes en el banquillo voluntariamente.

Un beso.

El Drac dijo...

La única capaz de decir cuán bien estuvimos es la vida misma. Tiempo al tiempo. Besos

guillermo elt dijo...

Del post anterior... Es triste, pero es así... y ellos, desgraciadamente, no tienen la culpa.

De este post...A veces, más de las que creemos en principio, la calidad prevalece sobre la cantidad... Y si fueran juntas, ya sería estupendo... Si no nos damos cuenta o creemos que lo estamos haciendo mal, es porque podemos vencer a la soberbia, y eso, es cosica buena.

Nunca podremos decir del todo, que lo hemos hecho bien. De todas formas, en sus acciones, actitudes y comportamientos, podemos ver lo que, entre marañas, vamos aportándoles.

Besicos.

MarianGardi dijo...

Cuan cierto todo lo que dices mi querida Angeles.
Un abrazo

Antonio dijo...

Amiga mía, el conflicto de roles se clava en el interior de la conciencia...
Un abrazo

Maria Coca dijo...

Qué buena reflexión, amiga. Es cierto: las mujeres siempre estamos sometidas a nosotras mismas. A lo que tenemos que hacer, ejercer y proceder.

Un post estupendo.

Un abrazo.

Luis y Mª Jesús dijo...

Muchas veces he pensado lo mismo, pero me he dado cuenta de que muchas mujeres que no trabajan les dedican menos tiempo que yo y con ganas de quitarlos de encima.
Ni pensar en eso ¿vale?. Hacemos lo que podemos.
Un besazo