La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

lunes, enero 18, 2010

PARADISE

Semillas de ébano, almendras mulatas, aplastadas por el holocausto… La esperanza se agota


Con el corazón desprendido como la hoja besando el suelo. Pisoteado y malgastado. Desnudo de sentimientos se pierde en la boca de la noche.

No se arruga ni achica, ya no es nada, ya no es quien era.

Receloso del dolor que le condenó, ahora se tambalea. Se resiste aunque quiere terminar ya. La furia, el coraje, que le amarraron a puerto han sucumbido; el abatimiento es ley en su sangre.

Si hay un después, quiere que llegue ya; el túnel es demasiado largo, la agonía, innecesaria.

No ve, no oye, no huele. Su tacto es mortecino, y sólo el sabor amargo de la derrota le aleja.

“¡Ojalá la muerda rápido la muerte!”, piensa en un impás mientras acaricia los ojos de aquella niña que no pudo salvar.


Semillas de ébano, almendras mulatas, aplastadas por el holocausto…, apenas se oye ya vuestro quejido; paradise está cerca.

15 comentarios:

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Maravilloso este relato, semillas preciosas que ahora están perdidas, esparcidas por un mundo distinto, horroroso, terrorífico, semillas de ébano impregnadas en el dolor en el aroma nefasto de la muerte.
Precioso y sutil.

Abrazos

mcpatata dijo...

Lo tremendamente duro que tiene que ser, ver que se tiene que hacer más, que se puede hacer más y saber como se tiene que hacer, pero notar que en el fondo uno, es eso, solo uno y que faltan más voces.

TORO SALVAJE dijo...

No puedo con tanto horror.

Besos.

guillermo elt dijo...

y en el fondo, todos somos como niños ante la furia de la naturaleza, pero el delito está en el hombre que masacra al propio hombre... y encima, a Haití solo le faltaba ésto.

Besicos.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Me impresionó esta lectura, con las imagenes en mi retina de todo el dolor de los recientes hechos.

Topacio Bleu dijo...

Me ahogo en sentimiento... porque lo que relata trae a mi memoria un hecho en particular que me toca en lo personal...y muchas veces la impotencia de ver el dolor en otro ser humano y que no podemos hacer nada por evitarlo o calmarlo... duele, Haiti duele en el alma.
Un abrazo cálido.
Any

Codorníu dijo...

No sé cómo no nos rebelamos contra la pobreza. Los desastres se ceban mil veces más en los lugares donde toda la vida es frágil. Véase el ejemplo.

Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Cantalapiedra:
Sobre el tema no te diré nada, hoy no. En cuanto a tu forma de escribir... ¡dios mio! haces dulce lo amargo.
Muchos besos, guapa.

MarianGardi dijo...

Imagen de la desesperación y la desgracia, nunca sabemos si nos puede llegar a nosotros algún día.
La ruleta gira sobre si misma y no se sabe donde se va a parar.
El futuro es impredecible con esto de los cambios climáticos.
La Tierra esta fatigada de respirar atmósfera toxica que desprendemos los que la habitamos y avasallamos.
Hoy estoy revolucionaria.
Un abrazo muy tiernico

Estrella Altair dijo...

Hola ...

Las palabras estan bien.. pero lo que realmente honra son los actos, como esos de Caritas.. en marcha.. luchando y haciendo que esa gran desgracia sea de verdad atentida mas allá de los gestos.

Un abrazo

Juan Antonio dijo...

Semillas de amor que siembras con tus palabras,no podemos hacer mas y la palabra al menos sirve para mover conciencias y desahogo personal.Todos quisieramos poder...pero somos tan fragiles,tan diminutos y cuando pasan estas cosas es cuando te das cuenta.Noto a todos depresivos y creo que nos debemos entregar a la esperanza ,transmitir alegria y buenos deseos para el futuro.se que es dificil pero a traves de nuestros escritos debemos dar luz.Y eso que estoy con media depre pero me niego a entregar la cuchara, me niego.Mi madre siempre decia que al mal tiempo buena cara ,y era tan sabia.

atencion al cliente dijo...

Semillas de amor que hace falta sembrar en estos niños que hoy nos necesitan tanto los rostros en las noticias me desarman el alma no puedo pensar en tanto dolor que estan sufriendo.

Adolfo Payés dijo...

Perdón por mi ausencia de estos días.. no me siento muy bien de ánimos.. Ya mas tranquilo me pondré al día con sus blog.. mas adelante.
Lo siento.

Un abrazo
Saludos fraternos..

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Qué horror!, ¡que impotencia!.
Un beso

Maria Coca dijo...

Horrible. Triste ya se queda corto.

La narración me parece muy buena.

Besoss