martes, diciembre 01, 2009

SAINT GERMAIN DES PRES

Hay cafés por la geografía del mundo que, según te sientas en ellos, te hablan, te susurran, te mecen al compás de la vida que pulula a tu alrededor. Hasta la silla de enea te invita a mirar a la calle, a fundirte en esas escenas callejeras, a probar con los ojos abiertos el anonimato del amor de dos jóvenes besándose en una esquina. O a caminar con la mujer del perro con la barra bajo el brazo.
El toldo burdeos cae como un lienzo sobre las cristaleras y tú te dejas arrastrar con la lluvia mientras un cigarrillo empapa tus labios.
Ver llorar al cielo desde una de una terraza parisina es crear tu propia atmósfera donde todo puede ser posible.
… En una terraza de esas acristaladas donde la lluvia besa y te tragas los pensamientos a borbotones... me acordé de ti; saliste entre la crema del café. Te sentí tan cerca de mí, que supe que estabas allí, imbuido en la lectura, o haciendo garabatos sobre una hoja sepia que encontraste desprendida de un árbol buscando un amo.

13 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que bonito Paris.
Aynsssss

Besos.

Juan Antonio dijo...

Aunque Paris es el amor ,yo recuerdo la plaza de San Marcos en Venecia,una orquesta tocando al ladito de un cafe ,yo bailando con mi mujer al atardecer y un inigualable tiramisu en la mesa .El paraiso...

Codorníu dijo...

Lo has ambientado a la perfección. ¿Te fijaste si andaba por allí un tal Codorníu?

Gracias, prenda.
Un beso.

Barrister José Luis Martínez Hens dijo...

Que soplo de optimismo me ha entrado nada más empezar la jornada con esa música y esta entrada. ¿Fue de Verlaine o de Rimbaud? ¿O de un pintor impresionista o incluso español de esa escuela de Paris? ¿Tuviste un amor en la Soborna? Maravillosa literatura. Yo cada día peor en ese terreno. La política...pronto me expulsarán.

Jesús Arroyo dijo...

Leo estas líneas y se me ocurre... ¿vienes, a tu regreso, al Gijón o al Comercial?
Un besazo, Cantalapiedra.

Jesús Arroyo dijo...

Ah!!
¿Qué ha pasado? ¿Le ha entrado invierno a tu blog?
Besos.

Barrister José Luis Martínez Hens dijo...

He hecho referencia en una entrada a este maravilloso relato corto. Mándalo a concurso.

Felipe dijo...

París,la magía,Montmartre,el amor,la lluvia,el recuerdo y una sinfonía de olores y colores.


Saludos

atencion al cliente dijo...

Simplemente hermoso y tu blog tambien me gusto en este color.

América dijo...

Hay lugares donde quedan atrapados los recuerdos,buen rato paso en tu blog la musica exquisita,no puedo salir de aqui!......

Albino dijo...

Mi café favorito del Barrio Latino es "Le deus Magots". Allí te puedes sentar en los lugares que ocuparon siempre Jean Paul Sastre, Simone de Beaovoir o Ernest Hemingway, pues están señalados con unas placas de bronce.
Yo llegue a estar charlando con Beauvoir y Sartre cuando hice la información del mayo del 68.
Alguna ventaja tiene ser viejo periodista.
Beso0s

Luis y Mª Jesús dijo...

Me has recordado un día en que empecé a hacer el bobo pensando que veía a traves de mi café, que recuerdos me traía; terminé asstada y bebiendo de un trago. Tus sueños son mucho más bonitos, me encantan amiga viajera, tu tren de tierra de campos tiene celos, te espera.
Besos

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Que buenos recuerdos me vienen a la memoria, bellas correrías con mis cuadros debajo del brazo para entregarlos en la galería que me los habían encargado para así pronto comer todos los amigos, precioso barrio, la bohemia, la amistad y al final el amor, como dice tu canción "la vida en rosa" unos años maravillosos, también ahora.

Saludos