martes, diciembre 29, 2009

INSOMNIO

… El sueño se esfumó de la almohada, y me fui a buscar otros sueños y me encontré las burbujas de unas letras desparramadas en una pantalla. Se cruzaron nuestros ojos. Nada nos dijimos y seguimos cada uno con su camino de vientos encajonados en un puerto sin salida, donde el cansancio baila sus aguas turbias, y la desazón busca el reposo del guerrero en una barca sin remos, ni velas que ondeen en el aire.
Un barco está varado, un marinero fuma apoyado en la quilla de su existencia. El humo del cigarro se confunde con la noche, justo cuando la nube golpea al cielo y éste no cesa de llorar… Yo paso, entonces, con el despiste que cose mis arrugas más descosidas y me quedo con él. Nada nos decimos, está todo dicho. Pero mientras el vapor de un café baila en nuestros semblantes, mi almohada viene a buscarme, primero con un bostezo, después, con el declive de mis dedos… Tal vez, mañana cuando despierte, crea que mi sueño estuvo cerca de una película con burbujas.

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un gusto compartir con vos este año que ya esta en su ruta final, y seguro seguiré siempre visitándote el próximo año..

Gracias por estar y compartir..

Que tengas una Buenísima semana, y mis mejores deseos para este año 2010 que ya esta a las puertas con nosotros..

Un abrazo muy grande lleno de cariño, respeto y admiración y que todo se cumpla en tus deseos..

Saludos fraternos

FELIZ 2010!!!

Luis y Mª Jesús dijo...

Duerme tranquila, amiga. ¿No sería mejor un vaso de leche caliente que un café y un cigarro?.
Un besazo

TORO SALVAJE dijo...

No es mala receta contra el insomnio.
Sueños para soñar.

Besos.

Codorníu dijo...

"... pasó por mi lado, y no me vio"
(Pedro Salinas)

Esta cita la acabo de sacar del blog de Inuit. Me sentí desgarrado por dentro al leerla. Yo prefiero crear sueños donde los seres humanos son conscientes de la presencia del otro; aunque sólo sea eso; aunque no hablen...

Pero sabemos que estamos.

Un beso, amiga.
P. Codorníu.

Laurita dijo...

Hay sueños de los cuales nos cuesta despertar; cuesta creer que estas ensoñaciones no hayan sido reales, y tal vez sean más reales que la propia existencia.

Tu relato me ha intrigado y me ha encantado. Muchos saludos.

guillermo elt dijo...

Qué Bonico y qué nostálgico... y qué lleno de imágenes.

;)

Besicos Navideños.

María (lady) dijo...

Los sueños!... a veces cuesta dormirse, otras despertar es aún más duro.

Un beso, y que el 2010 venga cargadito de cosas buenas.

Nómada planetario dijo...

Hay noches que derivan desde la almohada a rincones inéditos del subconsciente.
Felices sueños y 2010.