jueves, diciembre 17, 2009

EL SUEÑO

Anoche soñé; me acuerdo perfectamente...
Estaba en una playa tumbada al sol. Éste no quemaba, sólo acariciaba mi ánimo. Las gaviotas revoloteaban a mi alrededor, y mis dedos jugaban con la espuma del mar. De vez en cuando, abría levemente los ojos y veía a mi gente trajinando con lo que yo debería estar haciendo en vez de estar tendida en la arena dejándome mecer por el descanso.
Alguien paseaba a mi madre, la escuchaba con la paciencia que se ha de tener con un anciano. Otro, iba con el carrito de la compra desesperado por el supermercado. Mi marido le veía negociar con los Reyes Magos y Papá Noel, mientras otros guisaban y ponían una mesa preciosa para celebrar las fiestas.
Uno de mis hijos se me acercaba para pedirme un favor que no tenía ni piés ni cabeza y, sin embargo, yo le escuchaba sin alterarme en absoluto... ¡Qué maravilla!, no perder los nervios.
Un ángel se acercó a mí y me entregó un sobre; lo abrí. El mensaje era escueto, pero rotundo: había llegado a mis objetivos comerciales de fin de año. Sonreí satisfecha y seguí descansando, estaba agotada, mucho.
... Esta mañana mientras iba sorteando las placas de hielo en busca del autobús -¡cómo no!- mi cabeza repasaba mentalmente mis tareas pendientes y, cuando me he sentado en el bus, me ha parecido un lujo poder descansar sin hacer nada. Es decir: nada de nada durante unos minutos... Y he dado las gracias a mi Dios por ese espacio de tiempo para mí..., aunque no dejaba de pensar en mi sueño.

14 comentarios:

MarianGardi dijo...

Ángel, esta noche, has visitado el Paraiso, eras el ojo silencioso que todo lo observa.
Un cariñoso abrazo mi linda y simpatica escritora (algún día muy famosa)

joselop44 dijo...

Precioso tu relato onírico. Los sueños nos sirven como vía de escape de nuestra propia realidad y nos ayudan a levantarnos con una sonrisa, felices y satisfecho y con ganas de afrontar la cruda realidad.
Un fuerte abrazo.

Juan Antonio dijo...

Realmente Mª Angeles ,necesitas un descansito vacacional porque ya te lo pide tu cuerpo y tu mente.De todas formas eso de "...acariciaba mi animo..." me parece sublime.

Un abrazo

INÉS dijo...

¿Y si cerrásemos los ojos y al abrirlos nos encontrásemos el 7 de enero con todo ya hecho y con el ánimo contento?
Ufff...ese es mi sueño.Bss

TORO SALVAJE dijo...

Ojalá sea un sueño premonitorio.

Besos.

guillermo elt dijo...

Sí, hija, síííí.... es un sueño pensar que llegamos en estas fecha, a la meta de las compras... Qué alegría, todo comprado!!!... ja!

:))

Por aquí, placas de sol, que a 22º estamos esta mañana... a las 8 teníamos 14

por aquí, ni frío polar, ni de algodón, ni de nylón... ni pingüinos ni osos... na de ná... El hielo, como no vaya uno a la cubitera del frigo.

Besicos.

atencion al cliente dijo...

Que hermoso soñar asi y eso no es solo el deseo de lo que quieres que suceda.

José Luis Martínez Hens dijo...

Pues yo ayer me tomé una pastilla para no soñar de esas que vende el Sabina.

Juan Antonio dijo...

mira el correo tuyo de yahoo que te mande un regalito

Maripaz Brugos dijo...

MªAngeles,realmente necesitas un descanso hija...

Aun así has escrito un precioso texto y se te vé ilusionada.

Cuidaté y deseo para ti y las personas amadas, en especial tu madre, unas felices fiestas navideñas.

Besos

Máximo Cano dijo...

Lo que realmente tienes mérito de soñar,es haber llegado este año a tus objetivos comerciales.

Nuestros politicos se empeñan este año, en que los problemas cotidianos de padres, hijos, etc... séan mucho mas fáciles de acometer que los problemas de trabajo.

Ánimo y que no te desvelen esos sueños.

Pilar Moreno Wallace dijo...

Ahora, rodeada de un blanco silencioso y mullido, sueño con las caricias del sol alegre y atrevido; al fondo el rumor del mar pone acentos húmedos. Mi tiempo se ha parado: hasta mí llega la clave sensitiva de esta prosa.

Nómada planetario dijo...

No está mal el sueño, más bien ha sido una afloración del subconsciente nostálgico de playa y tumbona en vez de atascos.
Afloja los estribos y relájate.
Ya estoy de vacas, aunque no me falta tarea.
Besos de tarde plumbea.

Antonio dijo...

Sin interpretaciones freudianas, si soñaste con vacaciones es que las necesitas.
Disfruta las Navidades reparadoras, no estarás en la playa, pero Madrid en invierno puede ser maravilloso.
Un beso navideño