lunes, noviembre 02, 2009

SUSURROS DE MI JARDÍN

Estoy en la sombra de mi alféizar esperando que el virus A, B… dé la cara, y mientras tanto miro a la vida…

Llueve luz a jarros. Desde que amanece el sol seco se asienta en el aire, en ese azul del cielo que a la aurora y en el crepúsculo lo difumina de rojos anaranjados.
La tierra no es barro, se cuartea por las esquinas, y las plantas del estío aún dan sus flores… en noviembre. Tienen sed y yo las alimento, las miro, las escucho, y ellas me hablan como pueden con su sonrisa en la hoja, con su aliento en la raíz. Pero no es tiempo sino para el crisantemo que la otra mañana se despertó con la eclosión de sus pétalos mirando al mundo, mirando al sol.
Ayer salí a buscar a mi sol membrillero, ése que se ajusta a mis ojos y vitamina mis atardeceres; no estaba sino el sol reventón que fumigará las flores con sus grados disonantes a los muertos.
Ayer el grillo en mi jardín se afanaba en dormir al rosal al caer la luz. Tal vez no cantaba a las rosas sino al difunto y clamaba al frío y a la nube gris.
Es tiempo de agua, de oler la tierra húmeda y asomar por la esquina ese aire que corta a cuchillos de invierno.
Es momento de silencios que aúllan y recuerdos perdidos en un mar de verano. No es hora de calores sino de castañas que calienten tus manos y la tierra se meza en su propio barbecho.
Es época para que el cielo llore y la borrasca trague ese sol que no es su estación, ni siquiera su apeadero… Me lo ha susurrado mi jardín.

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Seguro que tiene razón.
Quién va a saberlo mejor que un jardín.

Es tiempo de otro tiempo.

Besos.

Nómada planetario dijo...

Seguimos con manga corta en una estación donde no cambian las agujas.
Besos de tarde en vía muerta, aunque tengo un tren de trabajo por delante.

Adolfo Payés dijo...

Seguro que el jardín lo dice con amor..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..

Que disfrutes de una semana maravillosa..

atencion al cliente dijo...

Muy linda la historia del jardin, que tengas una linda semana.

Paloma dijo...

Me dejas con aroma de castañas y tardes de braseros.

¿Dónde está Noviembre?

Quizá se equivocó el tiempo y por eso susurró tu jardín.

Besos.

INÉS dijo...

Es una maravilla comprobar que escuchas...hasta a un jardín...eso se llama virtud...capacidad de comprender...me gusta.
Bss

Maripaz Brugos dijo...

Eres una poeta de las cosas sencilas,por eso entiendes, el lenguaje de tu jardin...

Tony Amesty dijo...

El mio tambien me susurra cosas......Un excelente trabajo!!!!
Me encantó, muy bueno, felicidades.

Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Amiga Cantalapiedra:
Si antes te admiraba por tus relatillos, ahora has conseguido que lo haga por otra cosa más, por saber escuchar a la tierra. Poca gente sabe hacerlo y la que sabe, en muchas ocasiones, no hace caso.
Un fuerte beso.