La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

miércoles, octubre 21, 2009

TARDES DE LLUVIA

Me gusta pasear en días lluviosos de otoño. No necesito más que un chubasquero, unas katiuskas y los cinco sentidos cosidos a mi piel.
Los colores de la vida se cincelan languideciendo en armonía, y sientes la nostalgia romántica como un elemento más de tu ser.
Me gusta caminar despacio, chapotear bajo un pensamiento, y absorber la abatida y ceniza tarde otoñal.
El viento bambolea sus caderas azotando mi cara y la lluvia lava mi rostro; creo entonces que un rayo cruza por mi camino vitaminizando cada sensación.
Me gustan las tardes de lluvia cuando la luz se apaga, los árboles se desnudan dulcemente ante mis ojos, y las calles desfallecen de soledad.

20 comentarios:

Felipe dijo...

Hay dos cosas que me han emocionado especialmente

-la imagen

-El relato otoñal

Mientras te leo llueve por mi pueblo y una especie de melancolía me ha traido tu texto

De veras,muy bonito y muy sentido

Saludos

guillermo elt dijo...

Ahora, ya mas mayorciko... jeje... como que no, pero de joven me gustaba caminar y mojarme bajo la lluvia... Bueno, ahora me gusta caminar, pero sin mojarme...Y es que, uno ya va pa mayor, que no quiere decir viejo, eh???... viejos los zapatos.

Besicos.

JL Martínez Hens dijo...

Te mando un beso virtual. Da gusto leerte. A mí la lluvia me gusta y especialmente el domingo cuando corría mi primera maratón me cayó un chaparrón por el kilómetro 23 que junto al hecho de alcanzar a una chica de Praga de buen aspecto, me dió una sensación de libertad y energía que hizo que fueramos compañeros de viaje casi 10 kms a un tiempo exagerado. La lluvia es romántica y aunque uno ya no se enamora a mi me gustaría ser un poco moro y tener a varias amantes entre las que sin duda tendrías entrada preferente. Espero que mi mujer no se meta a leer mis comentarios, pero es que mamita, eres demasiado romántica y pasional!!!

Luis y Mª Jesús dijo...

¡Y a mi!. Se nota que te inspiras, no he pasado tanto tiempo apartada del blog y sin embargo...
Besazo

almacatamarcana dijo...

Hola Rubia.
Sí que tu pluma brilla. Has desnudado este otoño, de una manera maravillosa.
Me a dado una grata sorpresa tú caminata por mi blogs.
Una lluvia de besos para tí.

INÉS dijo...

A mí también me gusta...y llegar a casa, tomar un café caliente y acurrucarme en el sofá...me gusta.bs

joselop44 dijo...

Comparto ese gusto por los paseos bajo la lluvia. Grandes y excelentes ideas han nacido en ellos.
Un gran abrazo

Adolfo Payés dijo...

La lluvia en otoño. nos acaricia el tiempo..


Un abrazo
Saludos fraternos...

Lisandro dijo...

Será que la lluvia nos resfresca los sentimientos, nos hace reflexionar... me encantó!!! un fuerte abrazo!

TORO SALVAJE dijo...

A mí también me gustan esos días.
Y leídos como los has descrito aún más.

Aunque luego me dejan tocado.

Besos.

Jesús Arroyo dijo...

Cantalapiedra:
Y a mi!! Por dos cosas:
Por el aroma a tierra mojada y por leerte.
Besillos.

RMC dijo...

Hola Maria Angeles, bonitas tardes de lluvia que acompañas con una bella foto, tu texto muy bonito, te felicito, ha sido un placer leerte.

Un beso
RMC

Anónimo dijo...

Romanos 10. Si confiesas con tu boca que Jesucristo es tu Señor y crees en tu corazón que Dios lo levantó de los muertos, serás salv@.

la-de-marbella dijo...

Me gusta mirar por las ventanas la lluvia. Ver la soledad de las calles mojadas, los charcos reventando agua al paso de los coches por ellos. Aunque lo que mas me gusta es la fuerza del viento a la orilla del mar. Besos

centro de llamadas dijo...

Nada mas rico que una tarde en casa, un chocolate caliente y ver por la ventana la lluvia o solamente escuchar su sonido me relaja.

MarianGardi dijo...

Preciosas imagenes, imenso placer leerte con lluvia o con el Sol radiando como tú.
Muchos besos corazón

Antonio dijo...

Siempre me gustó pasear bajo la lluvia, sin paraguas, con un impermeable fino con gorra y dejar las gotas resbalar por mi cara. Ahora, a mis 50 y pico años, prefiero sentarme junto al hogar, leer un libro y escuchar el ritmo musicado y monótono del agua que tamborilea en la calle, las ventanas y los tejados.
Precioso relato, como lo haces siempre.
Un beso otoñal

Alatriste dijo...

Así son todas mis últimas tardes, con la lluvia golpeándome. Gracias, muchacha, por las palabras de aliento que le dedicaste a mi amiga Raquel. Fuiste muy amable. Espero que estés muy bien. Ya veo por tus textos que estás en plena forma. Je, je, je. Abrazos. Cuídate.

Maripaz Brugos dijo...

MªAngeles,me ha encantado...
Estos dias ha llovido en el pueblo. Me he enfundado también un chubasquero y unas botas y he caminado por la orilla del río. Los chópos, con las hojas amarillas,y revolotendo por el camíno, tenían una belleza singular...Me gústa ecuchar el ruído de las hojas, cuando sienten las pisadas de mis piés.
Íba sóla, la lluvia me besaba la cára y sonriendo he vuelto a mi niñez...
Besos

sinDiosNimusa... dijo...

llueve, por la ventana se cuela el olor a tierra mojada, y mi mirada se escapa tambien por ahi a contemplar el cielo vestido de gris y las hojas de los arboles que danzan al compas del tempestuoso viento!

Simplemente amo los dias de lluvia, son de pura inspiracion!...

besos!