viernes, octubre 09, 2009

HUMANIDAD INCONDICIONAL

Hoy me levanté con la añoranza cosida a la memoria…
Mi padre me regaló un perro. No porque quisiera poner un animal de cuatro patas en su vida sino para que yo perdiera el miedo. Ver un perro a un kilómetro de distancia y la histeria se apoderaba de mí.
Era un cachorro de mirada lastimera que hablaba con los ojos y su corazón estaba engarzado a sus actos. Ambos crecimos juntos. No sé si yo le di algo, pero él me dio todo; me enseñó a ser persona. Su bondad, lealtad y humildad fueron las enseñas que lo acompañaron hasta su triste final: lo mataron mientras prestaba su vigilancia al bar de uno de mis tíos.
Tiempo después, un amigo me regaló una perra que se convirtió en la niñera de mi hijo mayor y de mi padre. Éste, ya muy enfermo, cuando mi madre tenía que salir, la perra se tumbaba al lado de la cama y, de vez en cuando, se levantaba, chupaba la mano de mi padre y cuando ésta se movía, volvía a tumbarse con la certeza de que todo estaba en orden… No he vuelto a tener más perros. No porque no quiera, sino porque en casa no quieren ni oír la palabra perro. Yo aguanto estoica mi querencia con la esperanza de que alguien me regale uno y nadie me pueda reprochar nada. Porque estos animales enseñan una humanidad que el hombre desconoce. Regalan compañía…, como a esa viejecita que vi ayer sentada en una terraza viendo pasar la vida mientras su café se consumía, y su perrillo velaba por ella.
¡Buen fin de semana, amigos!

17 comentarios:

Codorníu dijo...

Qué bonito. Yo te regalaría uno. Virtual, claro. Ya sé que no es lo mismo. Pero tampoco son reales los cafelitos que compartimos para desayunar. Y sin embargo, qué ricos saben ¿a que sí?

Buen día, amiga.
Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro.
A ver, primero que la palabra amigo está prostituida, se llama amigos a cualquier desgraciado con el que llenamos nuestros vacíos... pero aunque sea un amigo con mayúsculas jamás, jamás, pero jamás valdrá ni la décima parte de cualquier perro.

Besos.

Adolfo Payés dijo...

Cuanta verdad encierra tu escrito, los animales.. los perros, regalan esa compañía tan fiel.

Gracias por compartir.

Un abrazo con mis
Saludos fraternos de siempre...

Que tengas un buen fin de semana...

joselop44 dijo...

Ahora mismo no tengo. La última me la atropeyó un desalmado que fue a por ella. pero te daría un cachorrito encantado, a sabiendas de que iba a ser muy feliz a tu lado.
un abrazo guapa.

Antonio dijo...

Por algo se dice que "el perro es el mejor amigo del hombre"...
Yo tengo dos gatos persas y he llegado a la conclusión de que el perro es leal y da cariño siempre y el gato lo demanda cuando quiere.
Un saludo y buen fin de semana

Albino dijo...

Mis unicos animales de compañía fueron un mono y un cachorro de tigre. Si, no te asustes. Cuando fui a hacer unos reportajes a la India los jesuitas me prestaron un jeep pues tenía que ir por muchos pueblecitos de malas carreteras y para que no fuera solo, unos parias me regalaron esos animales, y la verdad es que me hicieron compañía.Lógicamente allí se quedaron cuando me vine, pues no era cosa de hacer tramites y pagar exceso de equipaje. La vispera de devolver el jeep fui a un lugar boscoso y los solté. Ni siquiera miranon hacia atrás. La verdad es que no me gustaba su cautividad y no quise regalarlos o ingresarlos en el zoo de Bombay.
Espero que sus descendientes, pues pasaron muchos años, hayan conocido esta historia.
Un beso cariñoso

centro de llamadas dijo...

Yo nunca he tenido uno pero he visto como personas cercanas encuentran en estos animales mas de lo que se inmaginan ellos llegan a convertirse en el bb de la casa.

Higorca Gomez Carrasco dijo...

Siempre he tenido un perro a m lado, cuando nací ya había uno en casa, yo he seguido igual, me han dado mucho cariño, pero también tristeza cada vez que se iba de mi lado alguno, recuerdo a todos, los tengo junto a mi, ahora solamente me queda uno, esta muy viejito y nos tememos lo peor en cualquier momento, precioso relato.

Un abrazo

INÉS dijo...

Los perros sacan de nosostros lo mejor...los mejores sentimientos...son un regalo.
El problema es que se merecen que les cuidemos igual y eso, en la ciudad y con la vida que llevammos, se convierte en un problema más, por eso no lo tengo ni dejo tener.

Alodia dijo...

Te enseñan tanto los animales. Yo tuve también de pequeña un perro en casa. No estuvo mucho tiempo con nosotros, pero creo que a toda mi familia les dió mucho cariño. Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

MarianGardi dijo...

Creo que fue Lord Byron quien dijo eso de: "Cuanto más conozco a los hombres más quiero a mi perro".
Cuanta lealtad querida Ángeles
Un abrazo perruno

Shanty dijo...

Jamás en mi vida he tenido un perro, porque me ha pasado como a tí: la histeria (miedo). Ojalá alguien me lo hubiera regalado y habría conquistado un formidable amigo.

Besos.

guillermo elt dijo...

Una de mis hermanas tenía un perro que se murió de viejito... Uno destas razas creadas por cruces... bulmastin... o algo así... creo que de generaciones de cruce entre buldog y mastín... Bueno, pues era un pedazo de pan y, cuando en verano se metía ella, el marido o alguno de sus hijos en el agua... el perrico no podía verlos dentro y se tiraba al agua, los agarraba uno a uno del brazo y los sacaba a la arena... todo un padrazo... digo, un perrazo.

Espero que tu deseo se cumpla... aunque solo sea por contentar a la mami.

Besicos.

Nómada planetario dijo...

Podría contar muchas anécdotas sobre mi desaparecida pareja de huskys, creo que la más significativa fue cuando me cayó el portón del aparcamiento sobre la cabeza, quedé inconsciente, estaba solo, me "reanimaron" los dos a base de lametones en la frente. Eran unos gamberros, pero me querían como ellos solos.
Besos de buen puente.

Luis y Mª Jesús dijo...

¡No lo digas dos veces!. Un amigo me lo dijo y casi me mata su mujer porque se le regalamos una perra que aún conserva ( a la mujer también aunque casi se separa a raiz de la pobre perrita).
Un besazo

Jesús Arroyo dijo...

Hola Cantalapiedra:
Son tan AMIGOS. Podría contarte mil cosas de los AMIGOS que he tenido y, ahora que no tengo... Tomé la decisión de no tener más. Aquellos AMIGOS dejaron tanto vacío...
Un beso.

Maria Coca dijo...

A mí me encantan los perros, de hecho tengo dos. Ellos te dan todo lo que son a cambio de una caricia. La verdad es que siempre me gustaría compartir mi tiempo con estos animales, que ciertamente son los mejores amigos de los hombres.

A ver si llega el día en que puedes volver a disfrutar de uno. Sería fantástico para ambos, estoy segura.

Besoss