domingo, septiembre 20, 2009

¿VIDAS EQUIVOCADAS?

Esta Mañana escribía un mail a un amigo contándole una proeza trivial, aunque me llenaba de emoción darme cuenta mientras las letras se desparramaban por la pantalla que aún conservo intacta alguna estancia de mi idealismo.
Por supuesto que los años han hecho mella en este edificio íntimo: posee grietas de difícil solución, ventanas que ya no cierran y puertas que chirrían. Sin embargo los cimientos ahí están sosteniendo un inmueble que no acaba de caer.
Me asombra esa virginidad en tiempos en que ser doncella más que una locura, es una violación según sales cada mañana de tu portal personal.
Pero he descubierto con placer que, aunque mi vida esté repleta de equívocos tropiezos de difícil solución muchos de ellos, aún escondo un pedacito de idealismo que sigue inmaculado y, cuando algo veo justo, me lanzo a su conquista… Ya estará la puta realidad para decirme que la vida no es así. Pero mientras tanto, disfruto con mi bandera justiciera defendiendo mis pequeños ideales cotidianos.

19 comentarios:

Antonio dijo...

Excelente observación. Somos muchos los que, estando sometidos al empuje del destino y la evolución del entorno, que van agrediendo a nuestro idealismo, sentimos añoranza y cuando descubrimos retazos de ese idealismo juvenil nos sentimos más vivos.

Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Que bien.
Me alegro por ti.

Besos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Me gusta leerte despacio, desmenuzando las palabras y estas semana ha sido de locos. Me he relajado leyéndote pero... ¿y esa proeza trivial?, cuenta, cuenta.
Lo importante de una casa son los cimientos.
Muchos besos

Codorníu dijo...

Buena reflexión, mi amiga.

La mecánica física, como el libro gordo de Petete, es un pozo de ejemplos transmutables. Aplicado a lo que cuentas hoy, viene al pelo el modus operandi de una bicicleta.

Como sabes es una máquina sujeta al rozamiento: del suelo, del aire, etc. (el desgaste cotidiano)

Su destino final sería pararse si no se pedalea. A veces, el ser humano pasa por etapas de su vida donde desaparece la ilusión por algo, los proyectos; y los ideales del yo aparecen lejanos e inalcanzables. En estas etapas es como si dejásemos de pedalear: la depresión está servida, cantada, anunciada.

Sin embargo, "dadme un punto de poyo y moveré el mundo", decía Arquímedes. Es decir: búscate una meta para pedalear. Aunque no sea muy grande (ésas no son las buenas porque son inalcanzables y se sabe pronto), dará sentido a tus pasos diarios.

Besos, mi "hemmana"

guillermo elt dijo...

Sabes, MÁngeles?... "Defender nuestras ideas hasta sangrar, e incluso morir"... pero que esa sangre y esa muerte, sea la nuestra, no la del otro.

Hoy, desgraciadamente, parece ser que las ideas se quieren imponer a costa de la sangre y la muerte de los demás.

...

Revisa las bisagras... jeje... sobre todo las de la espalda, que son muchas e importantes. ;)

Besicos.

Ricardo Tribin dijo...

Mi querida Ma. Angeles,

El idealismo es importante y mas si esta aceptado a la realidad.

Un abrazo y un beso con mucha amistad y admiracion.

Albino dijo...

No hay vidas perfectas y si las hubiera serían terriblemente aburridas. Todos necesitamos tener tropiezos, contratiempos, dificultades para hacer el ejercicio de superarlos y tener luego la satisfacción del triunfo.
Hoy he tenido un millar de situaciones dificiles y 1001, de superaciones. Esto es lo que me hace feliz.
Espero que te pase lo mismo.
Un beso cargado de emocion

almacatamarcana dijo...

Cuando veo algo justo, me voy en su conquista...
Esta Rubia que tiene ideales, que sus cimientos son solidos, es la Rubia que me da placer leer.
Un abrazo muy grande y un beso en tu frente.

Adolfo Payés dijo...

Es lo importante en la vida.. que defiendas tus ideales siempre.. que son los que te forjan lo cotidiano..

Excelente

Un gusto leerte siempre..


Un abrazo
Saludos fraternos.

Nómada planetario dijo...

Tienes toda la razón, qué sería del mundo sin idealismo, todo estaría cercenado por el afán de éxito material.
Besos idealizados.

Perlita dijo...

¿Y qué vida no está llena de equívocos y tropiezos? ¡Ay, si no existiera la ilusión por la conquista de metas nuevas y justas!
Me ha sorprendido este blog tuyo y aunque siga leyendo tus relatos, hoy me dí una vueltecita por aquí...
Besos

Lisandro dijo...

Sigue defendiendolos, muchos tendriamos que aprender de vos... un abrazo!

Begoña (Murcia) dijo...

Si prescindimos de nuestros ideales, prescindimos de nosotros mismos, ¿cómo se hace eso?
Bueno, sí, a veces se tiene miedo...pero si los cimientos con grietas y todo, son fuertes ¡adelante!
Reflexiones siempre las tuyas que alimentan nuestra conciencia cotidiana.
Mi afecto y mi apoyo

joselop44 dijo...

Me encanta esa actitud que demuestras, bandera justiciara y todo.
Un abrazo.

Una canción para ti dijo...

Es bonito tener ideales, lo malo es cuando los dejas de tener y tienes que buscar ideales nuevos.

Besos

Letizia dijo...

Mi ideal es el amor, creo. Espera, espera, lo tengo que pensar... No, mi ideal es la Corona de España que quiero alcanzar.

Besos de Princesa

Jesús Arroyo dijo...

Hola Cantalapiedra:
Ahora leo tu entrada, pero antes quería decirte que se solicita confirmación para sábado (café gijón). Entra en el blog de "Poetas en la Red" para ello.
Un beso.

Anónimo dijo...

I will not acquiesce in on it. I over nice post. Particularly the designation attracted me to be familiar with the unscathed story.

Anónimo dijo...

Amiable fill someone in on and this mail helped me alot in my college assignement. Gratefulness you on your information.