La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

jueves, septiembre 10, 2009

BARRENDERO A BABOR

Me solidarizo con el gremio de barrenderos. Me explico...
¿Quién de todos nosotros no ha barrido alguna vez? El que más o el que menos, todos hemos practicado el juego de muñeca con cierta asiduidad. Y, ¿a qué fastidia cuando te estás afanando en tan ardua tarea que venga un impresentable y te pise tu nidito de porquería extendiéndose nuevamente por doquier? Personalmente, juro en arameo cada vez que me pasa.
Pues bien, esta mañana iba yo como Caperucita Roja ¡Tararí, tarará! a trabajar tan contenta (qué mentirosa soy) cuando al doblar la esquina me he chocado con un barrendero que estaba hablando al cielo en hebreo... En la mañana temprano tengo la costumbre de sonreír a propios y extraños (no me ha dado tiempo a quemar mi buen humor), y el barrendero no iba a ser menos pero, ¿para qué lo haría? La tomó conmigo; por supuesto que le perdoné en el momento que me habló en cristiano explicándome sus motivos “Señorita, ¿para qué barro si a ustedes les importa una mierda mi trabajo? Venga a barrer y ustedes pasan sin mirar extendiendo lo que acabo de barrer y que no me ha dado tiempo a recoger. ¿A usted la gustaría que la pisotearan su trabajo? ¿Es que un barrendero es menos que cualquiera de ustedes?...”
¿Qué, qué os dice el cuerpo? ¿Lleva o no lleva razón Mister Escoba?... Más razón que un santo.
Lo dicho..., me solidarizo con éste o cualquier gremio de currantes tan honroso y loable; simple y llanamente por respeto y dignidad. Lo que no quieras para ti..., ya sabes.

10 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Excelente reflexión.. trabajo es trabajo todo.. honestamente realizado..

Un gusto leerte


Un abrazo
Saludos fraternos

TriniReina dijo...

Pues por aquí hay hasta muchos que se dan de bofetadas por pillar un puesto de estos. Antes nadie quería ejercer este trabajo, pero desde luego, ahora, ya te digo...

Es cierto lo que dices. Molesta mucho que te pisen tu trabajo y de eso las amas de casa sabemos mucho. Todo el día en plan Cenicienta y cuando ya es hora de vesrirnos de gala, vuelven todos de sus respectivos trabajos y ea, vuelta a empezar:):) Exagerando:)

Saludos

TORO SALVAJE dijo...

Claro que molesta eso.
Y mucho.

Besos.

Emilio dijo...

Normal. A cualquiera le fastidia que le estropeen el trabajo o simplemente que le estorben cuando está haciendo algo.

Saludos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Pues...lo tiene crudo el pobre.
Yo también me solidarizo con él. Lo que más me revienta es cuando termino de recoger la cocina y viene uno a beber un vaso de agua, ¡le estanparía el vaso en los morros! y despues a urgencias. (no merece la pena).
Muchos besos mi niña y procura dar un rodeo no sea que te estampen un escobazo

guillermo elt dijo...

Bueno, si te lo pisotean, puede que haya un desparrame de unos cuántos centímetros más, pero... y si te habren una puerta, ventana... y se te desparrama todo por ahí... eh?, eh?... eh-eh-eeeeeH???... jeje. Eso si que jode, sobre todo si se mete bajo el sofá... Si sabré yo... jajajajajaja.

Besicos.

Antonio dijo...

Yo creo que al buen barrendero le deberían dar el premio a la salubridad. Nosotros soltamos porquería y ellos la eliminan para velar por nuestra salud. Sería bueno que tomáramos cuenta de ello y le ayudáramos en su trabajo no soltando mierda... y que dejara de importaenos una idem su trabajo.
Un saludo y gracias por tu visita a mi blog.

Jesús Arroyo dijo...

Y seguro que el burrulete de mi vecino, el del quinto,dice eso de..."joé! gracias a que manchamos tiene curro"
Y habrá tantos vecinos del quinto..
Con cualquier trabajo me solidarizo.
Un beso.

Nómada planetario dijo...

Da gusto cuando hacen bien su trabajo, mi barrio les debe quedar muy a trasmano, por lo que las quejas contra la empresa son permanentes. Tanto hablar Zp de crear empleo no vendrían mal unos cuantos puestos por acá.
Besos pulidos.

Codorníu dijo...

Como dice nuestro Serrat: "Todo el mundo es alguien..."

Ojalá los ojos con los que miramos a los demás llevasen siempre ese colirio destilado del corazón.

Otro gallo nos cantaría a todos.

Un beso, amiga.