sábado, mayo 16, 2009

MI SUEGRA

SUEGRA... Esta palabra puede hacer temblar el humor a más de uno.
Mis amigas afirman sin pestañear que seré muy mala suegra; mentira. Tengo un carácter adorable, no soy más chismosa ni meticona de los cánones establecidos y poseo un espíritu joven… Pues a pesar de esto, se reafirman mis queridas amigas que cumpliré con creces con la mal temida palabra.
Y no lo entiendo porque, gracias a Dios, sólo he tenido una suegra en la vida y ha sido un ser peculiar al cual, cada día que pasa, más me parezco… en algunas cosas. Según mi suegro decía de ella que era una perfecta insolvente. A estas alturas de la película no seré yo quién le lleve la contraria, más que nada porque no está, pero si estuviera le preguntaría el porqué de tan severa afirmación.
Como decía, era una mujer peculiar encerrada en su mundo, el de ayer, porque en el que vivía en ese momento faltaba esa chispa que ata a los humanos a la realidad. Gran narradora, podías perfectamente tener la convicción cuando ella contaba historias del ayer que estabas en un baile de la década de los cuarenta, o en la navidad del 1954 donde se sentaban a la mesa más de 40 comensales. Sin duda, era una mujer especial. Con ella no tenías la sensación de que la edad separa a las personas; ella no tenía años. Y, uno de sus rasgos más características que hoy cada vez recuerdo más de esta mujer, es que era agradecida y todo le parecía estupendo… Luego, claro, tenía sus cosillas que la delataban como ser humano, vamos, que las tiene el señor bajito, la rubia explosiva y la suegra común.
…Lo que nunca haré, ¿o sí? Es decir cosas como “Mi hijo es altísimo, guapísimo”, todo en tono superlativo… Yo miraba a mi marido y me daban ganas de sacar la cinta métrica. Y ¿Guapo? Estaba bien, pero tampoco para tirar cohetes, porque para guapos, mis hijos. Listos, atléticos, sanos, buena gente… Ay, Dios, que se me ve el plumero... Buen fin de semana, amigos.

18 comentarios:

estela dijo...

Tu suegra debia estar orgullosa de ti. No todas las suegras reciben esos halagos de sus nueras.:)

Seras una buena suegra.

besos.

INÉS dijo...

Una suegra nunca es perfecta porque ninguno lo somos.
Otra cosa es que se mantenga en su sitio y deje que el nuevo matrimonio sea, de verdad, cosa de dos ¡eso es lo dificil!
Yo no sé si me va a tocar ser ocho veces suegra pero sí sé... que va a ser dificil.

TORO SALVAJE dijo...

Jajajjaja, si, se te ve el plumero, pero eso le pasa a todo el mundo.

Besos.

Victoria Luque dijo...

No sé, no me veo en situación... tengo nueve hijos, el mayor con dieciséis años, y espero ejercer de suegra, dentro de muuuuuuucho tiempo. Espero. Y mi experiencia con mi suegra es buena. Creo que hemos sabido mantener una relación de cordialidad, en una respetuosa distancia. Cosa muy complicada que ha tenido altibajos.Pero creo que lo hemos logrado,nos queremos, pero no intervenimos en las vidas de los demás.
Te he visto comentar en el 5ºB muchas veces, pero nunca había entrado en tu blog. Encantada de conocerte más.Besos.

Alodia dijo...

Yo ahora no tengo la experiencia de los suegros; pero sí que los tuve y eran personas geniales, magníficas...Guardo un bello recuerdo de ellos. Abrazos y buen fin de semana.

goyo dijo...

Hola Rubia...ya ni me quiero acordar de las suegras que he tenido...
O si? quizas asi pueda acordarme de amores olvidados !!!
Algunas de armas llevar y otras unas santas...me has hecho recordar pasajes de mi vida...
Un beso Rubia linda

Liliana G. dijo...

Mª Ángeles sos una excelente narradora amiga, tus relatos tienen esa constancia permanente de la espontaneidad que tanto admiro en todos los órdenes y te puedo asegurar que muy pocas veces lo he palpado tanto como en tus escritos.
¡Enhorabuena, amiga!
Besotes.

Codorníu dijo...

Una suegrona, eso es: tiene toda la pinta.

Lo siento.

Un amigo.

Adolfo Payés dijo...

La suegra, bueno una palabra que a muchos les da comezón.. en fin que me amarrado a la lectura como siempre..

me ha gustado pues como muy bien lo dices, no creo que sea una suegra de las que se pintan..

saludos fraternos
un abrazo inmenso

que tengas un buen fin de semana

besos

ESENCIA DE MUJER dijo...

Todo un tema èste.... LAS SUEGRAS. Pues mira, yo te dire que he tenido una sola, y me ha bastado...ni pienso tener una sola mas!!!!!! jamas!!!!! jajajaja. Pero tengo 2 hijos varones, de los cuales uno tiene novia, por lo tanto YA SOY SUEGRA y con ella me llevo de mil amores....LA MEJOR RECETA ES NO INMISCUIRSE EN LA PAREJA bajo ningun punto de vista...ellos sabran resolver sus cosas....Aunque debes en tanto se me escapa un....que bello es Tomàs (mi hijo, el NOVIO)SOLO AMOR DE MADRE...ni mas ni menos.
Sabes? hace tiempo que te sigo...me haz atrapado con tu blogs, recien yo comienzo en esto y desearìa de corazòn que me visitaras en algun momento. Te estare esperando ansiosa.
Un beso enorme!!!!!

Lúa dijo...

Creo que hay de todo. La suegra de mi madre siempre está en su contra pero, sin embargo, a la defensiva con su hijo. A pesar de eso, si a su nuera le ocurre algo siempre se interesa por su estado, aunque habitualmente haga lo contrario.

La suegra de mi padre, sin embargo, es agradable, afectiva y cariñosa con él. Al contario que la suegra anterior. Sin embargo, en una ocasión (separados ahora mis padres desde hace un año), mi madre le contó a la suya que estaba saliendo con un arquitecto. La sorpresa fue que mi abuela, antes suegra de mi padre, no tuvo otra respuesta más apropiada que decir "vas mejorando, hija" (ya que mi padre no tiene un trabajo de demasiada categoría, es más bien autónomo y tiene etapas en su trabajo).


Sinceramente, creo que todas las suegras son, al fin y al cabo, iguales: buscan lo mejor para sus hijos y nunca nadie es perfecto/a.

Una película en la que esto puede verse perfectamente es "La madre del novio", de Jane Fonda y Jennifer Lopez. Tal y como estarás pensando, sí, es una comedia de esas que te hacen reir sin parar y que están hechas para eso, pero tiene una historia realmente profunda en cuanto a la relación suegra-nuera.


Un saludo,
Lúa Sintes.

PD: He encontrado tu blog en escritores.org Si quieres puedes pasarte y comentar en mi blog, en él hablo de una novela que estoy escribiendo actualmente.

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

bueno, yo no tengo suegra, no lo conoci y en las oportunidades que tuve alguna ( de novia de alguien) no me puedo quejar, tuve dos suegras maravillosas, una se llamaba Mary y era super dulce conmigo, y Carmita, que era un pan...era de esas suegras que te amapuchan, te quieren y que te defienden a capa y espada de su hijo...a Carmita la meti en el corazón y nunca ha salido de ahí. No me casé con su hijo pero ella siempre será mi suegra.
besitos.

Luis y Mª Jesús dijo...

Menudo tema!!!. Mi suegra ejerció a lo bestia en los primeros años. Entonces me llamaban "la sinceridad brutal" (ahora procuro ser mas suave) y la dije lo que pensaba y algo más. Curiosamente soy su "hija" preferida y tengo que tener cuidado porque cuando está débil se desmaya cuando la miro porque dice que lo hago con ojos de cariño. Quizá por aquellos enfrentamientos yo soy a la única de la familia que respeta y ahora me da mucha lástima, casi diría que la quiero. Come todos los días en casa y Luis y ella no se aguantan (ha sido así siempre), es lo que mas trabajo me da. Emplea los superlativos para referirse a su hijo pero en sentido negativo. Echándole sentido del humor puede ser divertido.
Muchos besos

Nómada planetario dijo...

La verdad es que eso de pasar a ser suegra es como ponerse un hábito, no te veo yo en esa metamorfosis.
De todos modos seguro que cumplirás con creces tu papel, en el buen sentido. Ganarán ellas una amiga y no otro título postizo familiar.
Besos sin edad.

Jesús Arroyo dijo...

¿Quieres que te diga, futura suegra, una cosa?
Pues que... gracias a esta naturaleza que se hizo amiga mia el día en que salí de los mismísimos de mi padre y aparqué en el mismísimo de mi madre... NUNCA SERÉ SUEGRAAAAAAAAA.
Mi hija, que sepamos, no tiene pareja, pero yo ya he comenzado a "parar" a la mía.
Enormes besazos.

guillermo elt dijo...

En mi caso, y sin que sirva de precedente, mi suegra se merece un monumento... jajaja... sí, de verdad... hasta yo mismo me admiro por lo que acabo de decir :))

Hay un refran que dice algo más o menos como que, "quien quiere a la flor, quiere a las hojitas de alrededor"

Una suegra es una suegra, pero... esque, tb. es una madre... cómo no? y hay que entenderlas a cada una en su forma de ser... aunque, a veces nos den ganas de sacar el metro y decirles... ves, no para tanto, hija... jajajaja.

Besicos.

Estrella Altair dijo...

Yo adoraba a mi suegra, fué una gran mujer, de la que aprendí muchas cosas, sobre todo a ser mejor ser humano.

Un beso

GAB dijo...

¿Que te puedo decir yo que mi suegra me consiente mas que mi esposa?, de mi suegra solo puedo decir cosas buenas y bellas. de mi suegro no tanto (pero es otra historia jaja)
besos.