martes, marzo 03, 2009

MI AMIGO MUNDO

De repente me di cuenta que llevaba todo el día sin saber qué habría pasado al pobre Mundo, si alguien habría sido capaz de hacerle alguna brecha más.
Corrí con el corazón trotando y cuando llegamos los dos a punto de la asfixia nos le encontramos sollozando en una acera.
“Venga, ánimo” le dijimos. Él nos miró entre la rabia y la impotencia, pero nada dijo; siguió lamiéndose la heridas.
… Estaba hecho un cromo, no le cabía un arañazo más. Nos fuimos maldiciendo, echando espuma por los ojos, exabruptos por la boca, pero nada hicimos por él... Como siempre, se me fue la fuerza sin haber movido ni un dedo por él, ni siquiera reciclar una mísera bolsa de basura.

16 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Un tesoro nos entregas para reflexionar sobre el único y débil mundo que habitamos..

un gustazo siempre pasar por tu rincón de nuestra alma escrita..

un abrazo inmenso

un beso

estela dijo...

que razon llevas. Cuanto nos lamentamos y qué poco hacemos.

me encanta, como siempre.

un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Otros recriminando a su ayuntamiento para que ponga más cubos amarillos....
Un beso guapi.

Inés dijo...

Pues sí, a mí también se me va la fuerza por la boca y...a veces hasta demasiado.Lo que ocurre es que se me ocurren pocas cosas para pasar a la acción.Lo voy a pensar.Un besazo

juan rafael dijo...

¿Ni siquiera encendiste un cigarrillo para contaminarlo más y le arrojaste la colilla sin apagar al suelo?
Yo eso lo veo hacer todos los dias sin proponermelo.

♥ Veronica Curutchet ♥ dijo...

¿Será que siempre se las tendrá que arreglar solitos?

(somos una plaga....)

besotes!

eligelavida dijo...

Genial. Breve, pero da mucho para reflexionar. Me ha encantado.

Nómada planetario dijo...

Muchas perrerías ha sufrido ya el pobre mundo. Si existe un ayuntamiento despreocupado del tema contenedores y demás, ese es el mío sin duda. Tengo que ir al quinto pino a llevar los vidrios.
El de papel duerme la siesta eterna, meses sin recoger.
Eso sí luego los cuatro pardillos de mis colegas fomentan la capitalidad cultural para Málaga 2016.
Más calidad medio ambiental y menos meterse en los charcos de los polítiquillos advenedizos.
Besos reciclables.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola María de los Ángeles: Nos das un profundo punto de reflexión, pero yo no creo que tu no hagas nada, estoy seguro en la medida de tus fuerzas procuras hacer que este mundo sea un poco más amable y más habitable, y no solo reciclando.
Ha sido un placer volver por tu portal, te animo a que sigas denunciando aquello que no te gusta.
Con respeto recibe un fuerte abrazo y el lema que he escogido para esta cuaresma.
PORQUE EXISTE DIOS SOY FELIZ

Pilar Moreno Wallace dijo...

Las lamentaciones no llevan a ninguna parte. Son el último recurso. Tus palabras hacen reflexionar...

goyo dijo...

Hola Rubia, estaba pensando mientras te leia...este mundo, que nos ha sido entregado para vivirlo , cuidarlo, disfrutarlo, preservarlo, no sera esa famosa pelota de futbol, que tanto deportista ande cag... a patadas todos los dias !!!
Perdon Rubia por el comentario, pero me parecio que todos nosotros, soomos un gigantesco equipo de futbol !!!!!!
Un beso rubio para vos, amiga

María (lady) dijo...

Buenos días,
Hoy me ha despertado el jolgorio de los gorriones de ciudad y leyéndote me he prometido hacer cada día un poquito más.
Un abrazo.

Estrella Altair dijo...

Buena reflexión en clave de humor, que de risa tiene poco... tema serio donde los haya..

Un beso

blumun dijo...

La crisis nos vuelve más egoistas, de lo que de natural somos:)

Luis y Mª Jesús dijo...

Cuando me siento culpable de todo eso y de mucho más, les digo a los niños que ellos tienen que cambiar el mundo. solo soy capaz de comprometerme con ellos. Tienen que conseguirme el perdón, pagar mis culpas con el cosmos, y es que no solo dejamos bienes, también deudas.
Un beso
María Jesús

MarianGardi dijo...

¡¡Que belleza de foto!!
Cierto que hemos tenido telepatia con nuestras entregas de ayer, digo yo que nos interesan los temas universales.
Un fuerte y calido abrazo