miércoles, enero 21, 2009

SOY VIRGEN Y ME SIENTA GENIAL

El invierno siempre me trae un sabroso regalo, tan apetitoso que, cuando me lo he zampado, se me queda una cara de pena que ni un rock and roll de Elvis Presley hace mover a mi rostro desinflado.
Abro la nevera y encuentro que ya sólo me queda una porción. Mañana jueves, un día cualquiera, volveré a comer de todo… Enchufo mi gramola mental y miro hacia atrás, cómo día a día he ido disfrutando de un dulce que toca a su fin, pero la memoria me hace volver a disfrutar de su sabor familiar, de mis paseos sin rumbo, sólo por el mero placer de perder mis pasos por un asfalto a horas prohibidas. Leer todo lo que ha pasado delante de mis ojos sin prisa, tomarme un martín a la una de la tarde con una amiga. Hacer la compra como cualquier ama de casa, comer con mis hijos a diario, regalar una sonrisa descansada a mi marido a las nueve de la noche, zambullirme en películas de los años cuarenta, escribir con la mente cargada de pilas dispuestas a viajar y vivir cualquier circunstancia… Así han sido, amigos, mis vacaciones de invierno.
Ayer, con los últimos rayos membrilleros, estuve hablando con mis plantas, cortando sus puntas, peinando sus hojas, alimentando su savia. Las dije que eran unas chicas estupendas: habían aguantado como jabatas las temperaturas más inhóspitas, y ahí estaban regalándome su color, su vida… Porque parece mentira, pero ellas ya están despertando a la primavera; hay brotes en sus tallos. Sin duda ya vienen los deshielos aunque aún hará mucho frío y la bufanda y los guantes tendrán que ir conmigo todavía; metáfora aplicada al ánimo de espíritu. Pero llegará la primavera, después el verano y, de nuevo, vacaciones… La vida es un ciclo que no cesa.
Sin embargo no olvidemos que hoy es hoy, lo único que real y tangible y, para colmo, es vacaciones. Aunque hay unas palabras que me están bombardeando desde que me desperté. “Siempre positivos, nunca negativos”… Es una frase de mi jefe que convendría ir recordando; no sé si a la frase o a él, pero es que me siento tan virgen e inmaculada que me da lástima perderla de nuevo. Aunque, ¿quién dijo que la virginidad no se reconstruye?

14 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Buenos días bella dama:
No sabía yo que tenías por jefe a Louis van Gaal.
En cuanto a lo del "ciclo de la vida", he de decirte, que entra por los cristales de esta galeria una linea dorada de sol (ya hacía, ya) y el cielo está de color primavera ¡igual que tú!
Besos soleados.

Estrella Altair dijo...

Hola M. Angeles, que bonito eso de ser volver a ser virgen, serlo en tantos sentidos cada día, como si fuera nuevo todo, con la misma ilusión, es verdad que sienta muy bien.

Un abrazo

Inés dijo...

Ser Virgen es un estado no una situación.Ojalá consigas que sea un estado permanente.Un beso

CATI COBAS dijo...

Precioso, Ángeles...Un besito. Cati

Letizia dijo...

Sí que se reconstruye. No tengo mi agenda a mano para darte la dirección de una ginecóloga de Barcelona que cose esa cosita. Yo no utilicé sus servicios, pero según me contaron es buenísima en lo suyo.

Besos de Princesa

Adolfo Payés dijo...

Vida de las estaciones para sentirte con ese espíritu virgen de la vida...

saludo fraternos, con respeto y cariño de siempre..

migul dijo...

Sin más, la vida está para disfrutar, y no para pensar en como debería ser

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ellas, plantas queridas, son el escuadrón de resistencia de la poesía.
Y tú, camina, dulce...que el paisaje te recorra.
Besos
REL

Codorníu dijo...

Es cierto que esa frase lleva acuñada en el reverso la cara de Louis van Gaal, el que fuera entrenador de BarÇa. Luego, como pasa con tantas frases, hay gente que las repite como suyas.

Pero ya no son vírgenes.

Un beso. Buenas tardes...

(La voz femenina es Noa, una cantante hebrea; la masculina es Cheb Khaled, un cantante argelino afincado en Francia)

MarianGardi dijo...

Las plantas que agradecidas son, ellas notan que estas cerca y se ponen contentas y tiesecitas.
Adoro las plantas!!
Besos

MarianGardi dijo...

Las plantas que agradecidas son, ellas notan que estas cerca y se ponen contentas y tiesecitas.
Adoro las plantas!!
Besos

Maria Coca dijo...

Todo puede reconstruírse. Y todo tiene sus cosas buenas y sus partes negativas aunque como bien dices, es mejor mirar sólo las buenas.

Besos amiga.

Senior Citizen dijo...

Suerte que has tenido, pues mi camelia está desparramando sus capullos sin abrir por toda la terraza....

Saludos.

alerts dijo...

haimingwei
ruishi8732
sidegeermo
bolan540
wukelan