viernes, enero 16, 2009

NO SÉ NI QUIERO HABLAR DE TI

Nunca he hablado de la guerra; no sé hablar de ella.
Nunca he divagado sobre las cruzadas teñidas de sangre y muerte porque mis dedos se niegan a vestirse de luto e injusticia.
Sin embargo, si araño su piel de serpiente las entiendo… Se dan cuando despierta el animal que yace en las entrañas del hombre y afila sus colmillos para defender lo que cree que es suyo. ¿Y qué es lo suyo? Todo, el mundo, tu pensamiento, tu vida, el aire, el sol…
Se cree un dios que imparte justicia aunque ésta no tenga razón ni alma, pero es su ley, su verdad… ¿Y dónde está la verdad, la balanza que equilibra el bien y el mal? Hay hombres que la poseen porque su animal, ése que duerme en nosotros lo tienen enjaulado; no está muerto, ni exterminado… Sólo muere cuando volvemos a la tierra y regresamos a ser arena en un océano infinito.
Nunca he hablado de combates ni peleas. Mis palabras son incapaces de estrechar su cerco y escupir la rabia que me produce el dolor de esas muertes que dejan el veneno suficiente para que sigamos contaminándonos y, así, sigamos teniendo justificación para seguir matando, incluidos niños… Por esto no sé hablar de la guerra y mis dedos se revelan a hacerlo.
Sin embargo, quiero compartir unos versos de Azpeitia que lo dicen todo, todo…

“Mañana no habrá pazno la habrá nunca,…la paz no existe,la vida es… ¡Guerra!El cuerpo…
rebosante de saludusa esa treta. Mal necesario, le llaman los cobardes, mal necesario… Mañana…no habrá pazen esta tierra…”
Para leer entero el poema, pinchar en Azpeitia

9 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

¿Sabes? Me gusta que te pongas en la piel del culpable "...así, sigamos teniendo justificación para seguir matando, incluidos..."
Si fueramos capaces, todos, de culparnos, de señalarnos, de hacer evaluación interior, habría mas posibilidades de terminar con una sola bala. ¿No sería hermoso?
Muchos besos.

Adolfo Payés dijo...

Hermosos versos y tu post especial se siente ...

un abrazo fraterno con mucho cariño...

MarianGardi dijo...

Maria de los Angeles, en esta Tierra, existe la supervivencia, este hecho conduce obligadamente a a competencia y al combate.
Simplemente que el animal, (nosotros) tenga que buscarse la comida provoca la necesidad, la necesidad provoca el combate, el combate provoca las competencias, la competencia provoca las guerra.
Mientras haya personas con necesidades siempre habra combates.
La primera necesidad es comer.
Besos reina

MarianGardi dijo...

se me olvido apuntar que la necesidada de buscar el alimento ya provoca el efecto dominò de toda una cadena de acontecimientos, parar èsta cadena seria la soluciòn.
Y còmo? Humanamente? imposible! Al menos eso parece, verdad?
A no ser que todos, fueramos poco a poco cambiando nuestro interior,
en el momento que el interior cambia, posiblemente digo, no estoy haciendo catedra ni mucho menos, cambiaria el panorama mundial exterior.
Besos

Cristina dijo...

Las guerras empiezan por un pensamiento, de ahí a una palabra, de la palabra a la bala.
Tal vez si lo miramos asi, sea más fácil.
Dicrepo de Azpeitia, la vida no es guerra, a veces, es lucha. Es diferente.

Un abrazo

Cristina

Codorníu dijo...

Creo que tenemos un denominador común: a los dos nos conmueve la muerte de personas inocentes.

Tal vez, a partir de ahí...

Codorníu.

azpeitia dijo...

Gracias por tu cariño y amabilidad...ya sé que el tema de la Guerra asusta. Han pasado dos guerras mundiales...la del 14 y la del 40 y nuestra Guerra Civil del 36, y esto supuso el sacrificio y muerte de millones de seres humanos.
Ahora estamos pasando sin guerra total 64 años...me direis que se han producido guerras localizadas importantes, en Corea, Indochina, Viet-Nam, en Africa, en el este de Europa, pero las generaciones actuales no conocen ni saben de lo que fueron esas tremendas confrontaciones, ni tienen interés en conocer los pormenores de las mismas, y eso supone un tremendo peligro..."el pueblo que desconoce su historia, volverá a repetirla..."
No podemos ser inconscientemente optimistas "Homo, hominis lupus"...El hombre es un lobo para el hombre.
Si algo nos puede salvar del futuro, es la capacidad que tenemos de comunicarnos nuestras ideas unos a otros a traves de esta milagrosa Red, y crear una conciencia Universal de lo que nos conviene.
Si no nos concienciamos y luchamos por la auténtica democracia y eliminamos desde la base la corrupción política, tenemos menos futuro que el novio de la Pantoja...un beso muy grande de azpeitia

Marinel dijo...

Hablar de la guerra no es fácil. Es violento, como la misma guerra.
Sin embargo no podemos dejar de sentirla, de dolérnosla, de llorárnosla...pues indirectamente todos nos sentimos culpables.
Me desgarra el alma la visión espantosa de la muerte; de la cara aterrorizada, de la sangre regando lo que podría ser las vidas normales de las gentes y que sólo son un paisaje desolador...
Tampoco quiero hablar de ella.
Pero te acompaño en tu sentir.
Besos.

superior dijo...

huangjiamadeli
mancheng
reci830
qieerxi
beidisi