domingo, diciembre 14, 2008

DESMEMBRANDO REALIDADES

Habitualmente se me nubla el corazón una vez al día con alguna escena cotidiana o noticia que va más allá de lo que mi imaginación pueda llegar, por eso de que la realidad supera la ficción. Pero si hay algo que me parte el corazón en mil cristales es ver a un niño roto y a un perro maltratado.
Los niños, nuestro futuro, pasando miserias afectivas, utilizados como cobayas por la mezquindad de los adultos y su obsesivo afán de poder infinito, bajezas sexuales… Ese tipo de gente no ha mirado directamente a la luz que despide los ojos de un niño, ha sido incapaz de descifrar su lenguaje mudo si no, es imposible que actúen de una forma tan vil con ellos.
… Y un perro es el más fiel y leal compañero que puede tener un hombre, el héroe silencioso que te sigue a pesar de todo.
Niños y perros me gusta pensarlos a salvo del hombre que hiere y mata cualquier esperanza cuando dentro de él despierta el lobo estepario que lleva dentro.

…Fijaros bien, no veréis comer un mendrugo de pan con tanta dignidad y humildad que a un niño o a un perro. El hambre mata y un cacho de pan en forma de mirada, caricia, beso, harina… es lo mejor que podemos hacer por estos seres tan maravillosos.

11 comentarios:

MarianGardi dijo...

Cierto M Angeles, los niños y los animales son indefensos ante los malos tratos. Lo mas tierno y dulce que tenemos en las manos. Es lamentable y doloroso. Gracias por recordarnoslo.
Un fuerte abrazo

Adolfo Payés dijo...

Bellas caricias de ternura tus letras...

gracias saludos

Terly dijo...

No hay nada más bonito que la inocencia de un niño, ese hablar con media lengua, su mirada agradecida a cualquier carantoña, su sonrisa... ¿Cómo puede haber quien le haga daño a un niño? ¿Y esos niños del tercer mundo que se comunican con su triste expresión y su mirada apagada llegandote a lo más profundo del corazón?
Un abrazo.

guillermo elt dijo...

Y qué quieres que te comente al respecto??? Pues que llevas toda la razón... Aunque, permíteme...

Ayer una prima mía me mandó una "prueba de cariño" que es la siguiente:

Mete en un maletero de coche a tu pareja y a un perro y encieralos sin comida ni agua. Al tercer día abre el maletero y observa quién de los dos va hacia tí a hacerte carantoñas alegrándose de verte. Ese, es el que de veras te quiere. :))

Bueno, es que yo, a veces, tengo que sacarle la broma a las cosas más serias de la vida. Si no...

Besicos.

Estrella Altair dijo...

Es una realidad terrible, que no hay quien la digiera... pero sucede y lo peor es que creo que se dedican pocos esfuerzos desde nuestra sociedad para erradicar ese tipo de cosas.

Un beso

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Los niños y los ancianos... No puedo con estas cosas. Lo triste es que dejamos que llegue a ser cotidiano.
Besos, muchos besos.

juan rafael dijo...

Y fíjate que esos hombres/mujeres de los que hablan en algún tiempo fueron niñ@s.

Letizia dijo...

Hay mucha maldad en el mundo, cariño. Habrá que esperar a que yo sea Reina de España para que las cosas empiecen a solucionarse.

Besos de Princesa

Pablo dijo...

el mundo está lleno de situaciuones incomprensibles que rompen el corazón cuando no le encontramos una razón para ser. Esta es una .
Hace mucho que no pasaba por aqui.

Luis y Mª Jesús dijo...

Me produce una tremenda tristeza, y lo curioso es que, a medida que voy cumpliendo años, me dan también pena los maltratadores; será porque vas conociendo mas miserias de este mundo y te das cuenta de que son personas que no ha n sido amadas.
Un beso
María Jesús

MARIO ALONSO dijo...

Escribes tan espectacularmente bien, que me sentiría ridículo intentando profundizar en tu reflexión.

Simplemente, suscribo cada una de tus palabras. El maltrato a la infancia es un tema que, desde que tengo el privilegio de experimentar lo que es la paternidad, me toca más si cabe la fibra sensible.

Besos.