domingo, septiembre 28, 2008

RESPLANDOR EN EL ATARDECER

Valladolid, sábado veintisiete de septiembre, trece treinta de la tarde. Caminaba rumbo a casa de mi madre, era una mañana luminosa, alegre para ser otoño en Castilla, venía de tomarme un vermouth con mi amiga Pilar y celebrar que era mi cumpleaños; un año más de nuestra vida juntas, ¡fantástico!. De pronto, me fijé en un rayo de sol que caía sobre un grupo de ancianos ruidosos que estaban sentados en un banco de la cera. Se quitaban la palabra unos a otros como si hubiera premura en sus pensamientos. Otro grupo de ancianos, desde la cera de enfrente, silbaron a los que estaban sentados. Estos se volvieron y con algarabía dijeron al que estaba sentado en el medio “Vamos, Miguelón. A la de una a la de dos y a la de tres” Y entre risas ayudaron a levantarse al tal Miguelón. Su visera se me hizo familiar, sus gafas, aún más. Me quedé mirando aquellos ojos achinados, mermados por el tiempo y ellos me trasladaron a mi infancia cuando mi madre me llevaba a jugar al Campo Grande. Siempre me quedaba mirando a un hombre sentado en un banco. A veces pensativo, reposando el alma en las copas de los árboles. Otras, escribiendo sobre un papel encima de sus rodillas y con su eterna visera calada hasta las sienes. Sé que me presentía. Me miraba, me sonreía y volvía a sus caminos internos… Parece que hoy Miguel se ha convertido en Miguelón, pero el resplandor en su atardecer hace que para mí siga siendo Don Miguel Delibes.

8 comentarios:

CATI COBAS dijo...

on, Ángeles....!Feliz cumpleaños. Me ha encantado este homenaje. A mí me ocurre lo mismo con mucha gente a la que otra gente no la trata con la debida consideración. Es de una enorme sensibilidad. Y otra vez, Feliz cumpleaños...Cati

Carlota dijo...

ainsss, nena, erizaste mi piel... un grande, Miguel Delibes. Un besuco cariño.

Nómada planetario dijo...

Felicidades, además esta entrada dedicada nada menos que a mi ídolo, Delibes, sus libros como "Las ratas", "Mi adorado hijo Sisi", "Diario de un emigrante", "El hereje"...
Que sigas cumpliendo muchos más y que los disfrutemos en la virtualidad de este espacio.
Un beso con tarta rasinenbrot.

Marta dijo...

Un resplandor precioso!!!!!.

Leo dijo...

Que mejor resplandor campestre, que quién mejor a escrito y descrito la vida en la España rural, y como no, gran aficionado a la caza, como yo.

Un beso cazador

Maria Coca dijo...

Feliz Cumpleaños!!!!!! Te regalo un sol de atardecer en la playa y un sueño por cumplir.

Ojalá te lleguen con acuse de recibo.

Besoss

Codorníu. dijo...

Todo un genio. Que descripción más bella para un otoño vivido entorno a un julepe castellano. Yo también te felicito.

Doblemente.

Un beso.
Pepe.

Tienda Mágica dijo...

Que buena foto, ¡es tuya??, llena de luz yo venia a dejarte luz, pero me voy con mucha más de la que traía