martes, abril 08, 2008

LA VIDA MISMA

Nunca te había mirado hasta hoy. Jamás en este tiempo examiné tu rostro difuminado de acné. Nada sabía de ti si no era tu figura diminuta, cada vez más consumida; eso sí que lo sabía. Te ibas mermando si achicar tu esfuerzo de dar.
Hoy era un día que hubiera querido que no despertara, que pasara sin calendario, pero el deber no perdona fechas, su rutina es implacable.
Me dirigí a ti fría y calculada. Temía ser tromba en tu ánimo y había escogido las palabras, una a una, tiempos sin verbo. Y es cuando te miré de frente, sin pausas. Tus ojos estaban serenos, un mar gris dulce y aplacado. Sentí ternura por su belleza por lo mucho que decían en su silencio. Sin darme cuenta, oí mi voz como te comunicaba que tu contrato había terminado, que te debías volver a casa, que muchas gracias, que eras estupenda pero que… Entonces me di cuenta del vacío de mi sermón cuando escuche que me decías de tu mala suerte, sin alterar tu dulzura, sin levantar el tono, sin escapar el coraje. Tu marido se había largado, un hijo pequeño y una enfermedad que trepaba por tus venas tirana y déspota.
Me tiré a tus brazos, cabían dos de ti en mi cuerpo temblón mientras repetía “lo siento, lo siento mucho”
Te he visto marchar con la misma dulzura, sin rabia, ceñida a tu resignación… Mientras, en la calle llovía, quizá las lágrimas que he sido incapaz de soltar.

11 comentarios:

Leo dijo...

Tu duro relato es buenísimo, cosigues transmitir cada secuencia del momento en que se desarrolla, hasta el punto de incomodar, de sentirme cruel y traidor a la vez.
Real, muy real.

Besos, pasa por el patio, trianera, estamos de Feria.

ANA dijo...

Me he sentido mal, si hubiera tenido que ser yo la portadora de tan mala noticia, me habria sentido muy mal. La vida es muy injusta a veces,
y tanto canalla suelto, me revuelve.
Un beso,
ana.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Leo, gracias por tus palabrillas...
A veces, la realidad supera la ficción.
Un besote grande, buenos días

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Ana, buenos días... Entre otras muchas cosas, me gusta escribir porque me ayuda a pensar, a canalizar sentimientos y sensaciones. A decir lo que no puedo decir de otra forma.
Un besote y gracias por venir.

juan rafael dijo...

La vida no es tan bonita como la pintan ¿verad?

Dumuro dijo...

See Please Here

carlota dijo...

Por dios, hija, qué requetebuena eres escribiendo! Un besazo!

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Juan, buenas noches... Pues no, no es la vida tan bonita como se pinta, al menos es dura, pero si el dolor nos hace más humanos,, al menos estará de alguna manera justificado.
Un besote y gracias por tu visita

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Carlota, contigo da gusto, jamía. MUCHAS GRACIAS, MI PINCEZA

Fernando dijo...

No sé si lo has visto o vivido, pero es ficción real, o realidad sin ficción. O es que está tan bien encadenado que engaña.
Demasiado humano.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Amiga...
Debe ser muy duro.. quedarse sin trabajo con un pequeñin y para colmo que estes enferma..
Es uan pena que te haya tocado a ti.. comunicarle su despido.. no puedo imaginar lo mal que te habra sentado..
pero que le podemos hacer?..

la vida es asi . y nosotros por más que nos duela debemos aceptarla..
te dejo abrazos.