viernes, marzo 28, 2008

ALCACHOFAS


Ayer me comí una alcachofa y me acordé de Sergi.
Cirana Scolymus es una verdura con cantidad de propiedades curativas: favorecer la eliminación del colesterol, el ácido úrico, así como vitaminas A, B1 y B2, ah... Posee minerales como el hierro y el calcio. Vamos, es completísima, y así es Sergi, bueno, más o menos.
Hay mucha diferencia entre una alcachofa enlatada y una natural.
Los expertos dicen que la buena es la natural aunque yo prefiero la otra, es menos trabajosa y toda ella es comestible y sabrosa.
Sin embargo, la de ayer era de las de verdad y, según la comía, no solo tenía la sensación de estar deshojando una margarita sino, además, ir descubriendo a Sergi hasta dejarle en calzoncillos.
Tardé en llegar al corazón de esta verdura. Primero tuve un sinfín de hojas que chupé y exprimí sacando al máximo su jugo.
Éste no siempre era el que me esperaba aunque no me desanimé y seguí comiendo hojas aunque era una alcachofa muy grande de hoja dura y apretada, parecía que no acabaría nunca, pero el que la sigue la consigue y es cuestión de paciencia, en muchos casos, muchísima paciencia.
Después de horas de chupar hojas, por cierto la mayoría muy amargas, llegué al corazón y la verdad…, mereció la pena por su riqueza, sabor y consistencia.
Sí....decididamente, las personas somos como una alcachofa y a quien interesemos ha de tener paciencia y empezar a deshojar, a veces tardas años, otras, toda una vida y muchas veces nunca terminamos.
En el caso de mi alcachofa y Sergi, la primera la terminé entera y el segundo ya está en calzoncillos. La pena es que es muy púdico y lleva multitud de calzoncillos..., como vainas una alcachofa.

13 comentarios:

ANA dijo...

Mmmmmmmm, suenan realmente apetecibles la alcachofa y Sergi, que me imagino que con tu buen paladar, sabrás haber elegido bien, jajajaj
ya nos contarás la segunda parte, me muero de hambreeeeeeeeeeeee
Por cierto, no me vendría mal, esa ración de potentes vitaminas, jejejeje
buenos dias de viernes con buenas vibraciones Mª Angeles,
ana.

Por cierto en mi blog, hoy hablo de la perfección áurea, proporción que se da tambien en la disposición de las hojas de esa alcachofa, así como seguramente también en Sergi.

CHISPITA dijo...

Y más y más recuerdos me traes… parezco una yaya. Como me gustan tus alcachofas diuréticas en gayumbos. Hablando de comida… voy a enviarte algo. Un beso mi frutito seco.

Wilhemina Queen dijo...

Yo creo que núnca se termina...

un abrazo!

Fernando dijo...

Los desproporcionados perdemos el pudor, y el corazón no tiene hojas rodeándole. Se saborea directamente. El tiempo, mejor disfrutarlo saboreando que pelando amarguras inciertas.
Un abrazo.

carlota dijo...

qué bueno!!! me encantan las alcachofas, y ahora cada vez que coma una, no tendré más remedio que pensar en... ;) ah! por cierto, las de lata no me gustan nada. Un beso, deshojadora!

Fernando Sarría dijo...

no sé jamás me hubieraq puesto en ese simil...hombre desnudandose alcachofa...prefiero no pensarlo...besos.

Anónimo dijo...

Ana, me he despertado y aún sigo impactada con tu post.Hija, no te rías, ¿vale? pero te me encumbraste ayer. Te vi tan, tan demasiado y yo con mis alcachofas jajajajaja. Luego fui a ver el blog de Viktor y me metí acojonada en la cama con el firme proposito de que hoy sería un pelin más, no sé... pero voy a pensar.
Un besin de orgullo
Ángeles

Anónimo dijo...

Chispiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii, pues además de las alcachofas, en ficti encontré aquel que te escribí de la pelirroja de pelo sensual, ¿te acuerdas qué comentarios recibí que todos querían conocer a aquella bomba de mujer y tú disfrazada de lejía, de cualquier cosa rara porque menudos nicks te ponias, la madre que te parió...
Te quiero mucho, me encantan tus visitas a mi cajón de satre.

Tu Dani, el capricho de las nenas

Anónimo dijo...

Wilhemina no se acaba de conocer nunca a las personas, siempre descubres algo nuevo si te pones a rebuscar...
Buen finde y gracias por venir
Un beso
Ángeles

Anónimo dijo...

Fernando, es verdad que los desproporcionados perdemos el pudor, pero las personas somos como las alcachofas, no me quitan esa idea de la cabeza y los hombre son aún más alcachofas aunque vayan con ojo de pirata.
Un besito, aun tengo la sonrisa en la cara con tu post de ayer.
Ángeles

Anónimo dijo...

Carlota, mi Pinceza, pues a mi me chiflan las alcachofas de bote y me salen muy ricas, cuando quieras te doy mi receta especial.
Un besin grandote y buen finde
Ángeles

Anónimo dijo...

Fernando, gracias por tu visita y, sí, para mí el ser humano tiene mucho de alcachofa, un cofre que nunca terminas de vacíar y conocer su recovecos.
Buen finde
Ángeles

ANA dijo...

Niña,
que no me encumbres que no soy cima de nada,
que estoy en las faldas de la piel,
ahí abajo, tendida al sol y no en las nieves frias de la cumbre.
Que me divierto solo y como estoy sola, pues eso, acuno mi soledad con nanas de ciencia y conciencia, de sones tontos y poesía,
Muackkkkk y tu si que me pones bien con tus textos, ya lo sabes.
Besito,
ana.