La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

viernes, febrero 22, 2008

UN BUEN FILETE PORTEÑO

Entre otras reliquias bonaerenses, además de música, libros, zapatos y bolsos (mi maleta era un mercadillo ambulante, un universo idílico para el alma femenina), me traje tres kilos de bife de chorizo o, lo que es lo mismo: una carne que te mueres de gusto por lo buena que es.
Al día siguiente de venir, preparé una cena a los amigos al puro estilo porteño. Vamos, desde que te abría la puerta, entrabas bailando tangos, bebías los excelentes caldos argentinos, saboreabas el dulce de leche… Quedé ante las amistades como los propios ángeles, salvo un pequeño detalle que os paso a contar…
A veces me gustan mis meteduras de pata porque me hacen aterrizar en la humildad y darme cuenta que sólo sé que no sé nada. Pues bien, en éstas comienzo a alabar los libros que me había traído, cuando cae uno en mis manos que me había regalado mi dulce y tierna Cati, argentina hasta la médula aunque por sus venas corra algo de sangre española, y que se llamaba “El filete porteño”. Sin abrir el libro, por supuesto soy así, comienzo a soltar un espich, muy versada yo, sobre carnes y más carnes hasta que decido enseñarles una vaca argentina a mis amigos, como si ellos jamás hubieran visto una, y abro el libro… Juro que me mareé pasando, lo más rápido posible, las hojas buscando una vaca; no la encontré. Sólo veía dibujos. Ya, leo de reojo: “Arte popular pictórico nacido en esta ciudad entre fines del siglo XIX y principios del XX iniciado por los inmigrantes italianos.
El filete porteño tuvo su origen en la decoración de carros de verduleros, lecheros y panaderos, extendiéndose a otros vehículos de tracción a sangre, para luego pasar a camiones y autobuses”… Y como dice mi marido que he de quedar siempre de pié, imperturbable, añadí una sonrisa a mi aseveración diciendo “Los porteños tienen de todo”… y me quedé tan fresca sin que ningún pelo se me moviera de su sitio. Fresca y natural, cuan lechuga recién cortada.


¡Buen fin de semana, amigos!

5 comentarios:

carlota dijo...

jajaja... me parto!!! lo mejor, que tú, imperturbable, al menos por fuera. De todos modos, me hubiera encantado ir a esa cena, seguro que estuvo genial. Besos, guapa.

CATI COBAS dijo...

A mí también me hubiera encantado ir a la cena, Ángeles...no te quepa duda. Está preciosa la anécdota...Cati

ANA dijo...

Qué graciosa!, me troncho MªAngeles, tus amigos se morirán de la risa contigo,
y si además les montas unas cenas así,
quien se resiste a una invitación?
Genial la anécdota, muy fresca.
Un abrazo, feliz finde,
ana.

Nómada planetario dijo...

Buen regate si señora. Eso sí lo del bife de chorizo lo añoro, el problema es hallar esa materia prima acá.
Buen fin de.

PeJoHerGon dijo...

Se ve que has disfrutado el viaje. Nada como la cocina argentina, vaya que saben comer carne.