La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible

La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible
La 2ª edición de mis novelas tú lo has hecho posible.Un millón de gracias!!!

sábado, enero 05, 2008

5 DE ENERO...

A veces me gusta sorprender y me encuentro sorprendiéndome a mí misma de estar haciendo el ridículo. Desencantada me vuelvo al refugio donde nunca debió salir esa idea alocada que, a veces, se me presenta sin avisar y me parece tan maravillosa que no la puedo rechazar. En segundos pasa ante mí la película en la que por arte de magia vuelvo locos a los míos. Y lo consigo, pero no como yo hubiera deseado.
No pienso ni mido consecuencias y el aterrizaje es frustrante. Me siento incomprendida ante lo que yo pensaba como una idea genial, difícil de ser rechazada por los demás y… la rechazan, claro que la rechazan y hasta la abolen nada más encontrarse con ella. Lástima que según toco fondo, resurjo de las cenizas y vuelvo a las andadas a tropezarme por enésima vez con la misma piedra.
Pienso que hay que dar magia de vez en cuando a quienes te rodean, más si tienes hijos, adelantándote a ellos, ofreciéndoles un disparate que no deja de ser eso, una locura entre tanta realidad, ¿a que sí? Pues no.
Dar alas a sueños de otros. Pero es que nada más que me intuyen, sacan las tijeras y hacen añicos el esfuerzo que empleé para soñar… Porque comenzamos a olvidar en soñar. Los sueños no deben ser sólo consumir materia sino sensaciones, esencias de regar la vista en paisajes, devolver el aroma del niño que un día fuimos. Adentrarnos en una aventura de cuento y, cuando el tiempo marchite una época, recordar el día en que un duende nos visitó, ¿a que sí? Pues no.

La vida cotidiana no mata, no exageremos, pero sí quema, abrasa. Por eso una vez al año sufro una regresión y vuelvo a ser niña. Me desdoblo en hada madrina, también, y con la varita agito mi imaginación… Este año soy un gato gruñón y malhablado que persigue a dos jovenzuelos desencantados. Digo ser el embajador de sus Majestades los Reyes de Oriente y que mediante acertijos van acumulando regalos para llegar a la traca final. Nos comunicamos mediante email. Como gato real, recibo correos sumamente cariñosos y alentadores-me llaman de todo menos guapo- para continuar mi misión que no tiene marcha atrás porque, si la tuviera, este año que fue duro de pelar, iba yo a estar haciendo el indio gato ante dos adolescentes que parecen estar reñidos con el mundo.
En fin, aquí sigo calzada con las botas de gato, haciéndome a la idea que volveré a no sorprender aunque siga pensando lo maravilloso que es soñar, reírse de uno mismo y alucinar al darme cuenta hasta dónde puedo llegar por y para mi gente.

… Soñé que les despertaba en medio de la noche y les llevaba, como Peter Pan a Wendy, a volar sobre los tejados de París. Sus ojos miraban asombrados al haber despertado una mañana del frío enero en los brazos de Pluto y Pato Donald… Pues no.

PD. Me descubrieron, ¿cómo? Porque son unos cochinos cotillas y ahora llevo el acelere en mi cuerpo de gato porque esta noche llegan los Reyes Magos de Oriente y mis hijos esperan que mi alma de gato les sorprenda… A veces el amor a los tuyos es un suicidio, grato, pero un suicidio.

4 comentarios:

carlota dijo...

Mira: sigue así...ellos están en la edad del rechazo, se están haciendo mayores, y empiezan a ver ridículas ciertas cosas...pero te aseguro, que dentro de no muchos años, evocarán a su madre esforzándose tanto por regalarles...ya no regalos envueltos, sino magia...y cariño...no lo olvidarán...aunque se hagan los duros. No abandones. Un beso enorme!

ANA dijo...

Pues tú como el ave Fénix, resurgiendo siempre de las cenizas y vete pensando ya en la siguiente, para que la ilusión del nuevo plan te empuje como el viento a las gaviotas, y no te dejes tumbar, el cielo es de los que soñamos y eso nos da alas para disfrutar de tanto...Ellos se lo pierden!
Por cierto, yo soñaba que volaba, tanto tiempo!, me levantaba pletórica, como si hubiese volado de verdad. Pero esa es otra historia.
Un abrazo, y un ánimo de una madre de dos torbellinos adelescente y preadolescente. Se puede pedir más?
Ana.

Adonai dijo...

Me encana soñar y ser un loco en este mundo de "sensatos" que va como vemos. Haz lo que tu espíritu te pida, pues cada impulso que mates no podrá mostrar su/tu luz. Besos.

Mónica...Cine Cuentos. dijo...

Hola no te preocupes... que son todos iguales... pero seguro te adoran...

Me gustó volverte a encontrar, hace tiempo!! no visitábamos y ... no sé nos perdimos...

Bss. Feliz año para ti y que el 2008 te cumpla tus sueños. Bos vemos.