lunes, octubre 01, 2007

JARDÍN DE OTOÑO

¿Qué es materia sino la viva certeza de la nada?
Ensamble de espacios en ocres sonoros donde la vida muere y nace la belleza exánime en tus dedos de escultor.
El fruto del castaño, la hoja del acre, el hongo hendido en el musgo bajo la luz envuelta en la niebla que difumina mis sentidos... Y tú, caminando bajo el espacio otoñal.
El crujir de las láminas hasta hacerse polvo en tus pies de hayedo... Y yo, fabricando otoños en mis días de dulce ceniza.
Sí, ayer vi tu arco iris al que negaba su existencia: cobres, pardos, adamascados, naranjas, sangrantes pétalos cayendo sobre tu sombra marchita.
Obertura en el silencio angosto de nuestras nostalgias, soledad que trepa hasta arrancarme el aullido del animal que llevo dentro.
Déjame, déjame que me pierda y caiga reventado sobre la naturaleza que habla mientras el hombre no escucha... Mañana será invierno.

2 comentarios:

Amor dijo...

precioso, ángeles, sabes evocar lo que quieres evocar sin caer en lo explícito, precioso

un besazo

amor

:-)

PS dijo...

Al ver la imagen pensé que nos ibas a introducir en un mundo onírico y sensual pero... Bello y poético relato. Me atrevería a decir que impropio de una "muchachita de Valladolid" (es broma)