martes, febrero 05, 2008

Y A LA AUSENCIA DEL MANÁ…


… Y vinieron de muy lejos al país del maná. Atrás dejaron miserias, raíces y, quizá, mal de amores.
Sus manos se encallecieron subidas a un andamio, recogiendo patatas, fresas y algo más que otros no querían…, ellos lo hicieron con afán. La escoba y la bayeta fueron su pan de cada día, así como servir café y alguna sonrisa.
Se crearon bancos para ellos; el dinero viajaba por las ondas a la tierra que les vio nacer. Los locutorios crecieron como setas al igual que los cíber. De esta forma oían las voces que dejaron cuando el maná era abundante al oeste de Europa, en la madre patria…
Pero el viento ha cambiado y el pan como el maná comienza a escasear. Sus manos se quedan vacías y pronto poblaran las calles como fantasmas lamiendo sus fisuras.
Tengo miedo a esta ola de inciertas consecuencias. Pavor a este paro que crece, porque los nuestros se sientan “los lunes al sol” a esperar pero, ¿y los otros?
Vaticinan lenguas misioneras que el pillaje va a llegar dictado por el rugir de tripas hambrientas… Que nos pillen confesados.

5 comentarios:

juan rafael dijo...

Me gustaría que los mal llamados Paises del Tercer Mundo se integrasen en otros mundos, por desgracia, desconocidos para ellos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Pobres... vienen en busca de un mundo mejor.. pero ya ese mundo esta lejos de existir.. que vamos hacer?-..

abrazos.

carlota dijo...

Pues sí, nena...apañados estaremos entonces...y ellos pobrecitos, ni te cuento. Un besito, preciosa.

ANA dijo...

Al final todos encontraremos un camino, unos uno más ancho, otros caminarán por senderos más incómodos.
Pensarían lo mismo los americanos y los alemanes, holandeses, suizos...cuando nos recibieron, cuando los españoles tuvieron que emigrar a trabajar a otros paises?
Esto parece una cosa cíclica, ahora les toca a ellos venir aquí.
Quien sabe si nos volverá a tocar a nosotros volver. Es, sería muy triste pero así es.
Un beso MªAngeles,
ana.

Maria Coca dijo...

Se avecinan malos tiempos... Ya se percibe en muchos sectores. Ufff, una cuestión preocupante la que comentas, es cierto.